Inicio Covid-19 Extienden cuarentenas en América Latina ante alza de Covid-19

Extienden cuarentenas en América Latina ante alza de Covid-19

127
0

MÉXICO- Autoridades de América Latina extendieron las cuarentenas ante el incremento exponencial de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) en la región pese a las medidas sanitarias y restricción de movilidad implementadas para contener el virus.

En Brasil, con 2.662.485 casos y 92.475 muertos, según un estudio divulgado por la revista de divulgación científica “Nature Human Behaviour” del grupo Nature, uno de los más prestigiosos en su campo en el mundo, cada persona contagiada con el nuevo coronavirus en el país transmitió el virus a tres personas en promedio entre febrero y mayo de este año.

La revista publicó el viernes un elaborado estudio en el que describe las características epidemiológicas de la enfermedad en Brasil, el segundo del mundo después de Estados Unidos con más contagios y decesos desde el inicio de la pandemia. De acuerdo con la publicación, Brasil tuvo una alta tasa de transmisión del virus comparada a otros países que también sufrieron de manera importante la pandemia de la COVID-19 como España, Francia, Italia o Reino Unido, donde esta tasa fue de alrededor de dos y medio por cada contagiado.

En Argentina, con 191.302 contagios, de los cuales 3.543 fallecieron, el gobierno extendió hasta el 16 de agosto la cuarentena que rige desde el 20 de marzo para mitigar la propagación del virus.

“Vamos a mantener las cosas como están hoy, entendamos los costos que tiene no ser responsables”, dijo el presidente Alberto Fernández al anunciar la medida desde la Residencia Oficial de Olivos.

El presidente dijo que del 3 al 16 de agosto el Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), principal foco de casos en el país, continuará el aislamiento social, preventivo y obligatorio bajo las mismas condiciones que rigen hasta el momento, es decir, sin añadir nuevos permisos o nuevas restricciones.

“Estamos atravesando un momento creciente de circulación del virus que se concentra en gran medida en el AMBA (…) El mayor problema que tenemos es la circulación, que se ha convertido en el principal enemigo para superar esta pandemia. Cuando sentimos que el problema se acota, nos relajamos y nos exponemos al peor riesgo”, expresó.

Otro de los países que también se vio obligado a reforzar las medidas contra la COVID-19 es Perú, donde el gobierno amplió el estado de emergencia nacional que estaba previsto hasta este 31 de julio y la cuarentena focalizada en varias regiones del país.

La orden firmada por el presidente Martín Vizcarra amplió hasta el 31 de agosto el estado de emergencia y la cuarentena (aislamiento social obligatorio) que se implantó desde el pasado 16 de marzo, cuando los 32 millones de peruanos iniciaron una cuarentena estricta.

La medida busca facilitar las acciones del gobierno, que actualmente se esfuerza por contener la ola de contagios y muertes ocasionadas por esta enfermedad.

En Chile, con 355.667 enfermos y 9.457 defunciones, la región Metropolitana alcanzó un 9 por ciento de positividad en los exámenes de diagnóstico de COVID-19, aunque las autoridades pusieron atención a un alza en la velocidad de los contagios.

“Observamos en los últimos días un aumento en la velocidad de contagio, pero concomitantemente, y hay que explicarlo de esa manera, hemos aumentado en los últimos días el número de PCR en un 20 por ciento. Los exámenes de diagnóstico pasaron de 115.000 a 138.000 test semanales”, dijo en rueda de prensa el ministro de Salud, Enrique Paris.

En la transmisión del balance diario, explicó que esa mayor cantidad de pruebas “pueden explicar el aumento en la detección de la capacidad que tiene una persona de contagiar a otras personas”.

Pero “debemos considerar otros factores, como son el aumento de la movilidad que ha mostrado la población desgraciadamente a pesar de todas las recomendaciones y también la caída en la percepción del riesgo por parte de la población”, añadió, refiriéndose al levantamiento parcial de las cuarentenas en Santiago y otras localidades.

En Ecuador, con 85.355 positivos y 5.702 decesos, tras cinco meses de pandemia, el virus continúa propagándose en el territorio con mayor incidencia en 18 de las 24 provincias ecuatorianas, donde según el gobierno, existe un aumento de contagios.

Frente a ello, el pasado miércoles el Comité Nacional de Operaciones de Emergencia (COE), que maneja la crisis sanitaria, dispuso nuevas restricciones que entraron a regir desde el viernes hasta el 12 de agosto próximo.

Los días viernes, sábado y domingo queda prohibida la venta de licor y se amplía el toque de queda desde las 19:00 hora local hasta las 5:00 horas del día siguiente, con el fin de frenar los contagios.

En Colombia, con 295.508 casos y 10.105 muertos, el secretario de Salud de la capital Bogotá, Alejandro Gómez, declaró que los contenedores para cadáveres por COVID-19, ubicados en algunos cementerios, estaban llegando a su máxima capacidad, por lo que fueron adquiridos nuevos compartimientos refrigerados.

Las autoridades de Bogotá compraron tres contenedores fríos con capacidad para albergar 75 cuerpos.

“Si en el peor de los casos llegáramos a tener cremación copada y almacenamiento muy cercano al tope, lo que tenemos que hacer es recurrir a la inhumación de los cuerpos no Covid”, expresó Luz Camacho, directora administrativa de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos de Bogotá.

En Uruguay, el uso de tabletas de cómputo mediante el Plan Ibirapitá ha acercado las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) a las personas jubiladas del país, lo que ha sido clave para el aislamiento social de los adultos mayores durante la pandemia del nuevo coronavirus, según el parecer de usuarios y promotores.

El secretario general de la Organización Nacional de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas del Uruguay (ONAJPU), Daniel Baldassari, expresó en diálogo la importancia de estos equipos de cómputo para los adultos mayores durante los meses de aislamiento estricto.

Baldassari contó que las tabletas han sido clave para este sector de la población en su “comunicación con familiares, hijos y nietos, y también para pedir las cosas fundamentales del diario vivir como comestibles y medicamentos”.

En Bolivia, la ciudad de La Paz, sede del gobierno, ingresó a los 10 municipios del país con mayor riesgo de contagios de la COVID-19 y registró la cifra más elevada de cadáveres recogidos de las calles y domicilios por causa del virus, informaron el Ministerio de Salud y la Policía.

De acuerdo con las disposiciones gubernamentales, los municipios con riesgo alto deben ingresar a una cuarentena rígida para evitar mayores contagios.

Xinhua