Inicio Perspectiva Educados para la diversidad de género

Educados para la diversidad de género

43
0

Daniel Valles.- La pandemia del Coronavirus nos ha dejado muchas lecciones para la vida. Salimos a la las calles para realizar las actividades de cada quien y no notamos las amenazas que flotan en el aire, que están en lo que tocamos, que esparcimos las personas al hablar, toser o estornudar.  Y la enseñanza no ha terminado.

Tal y como no notamos el virus cuando andamos por las calles, de la misma forma no notamos el grado de inmoralidad que abunda tras el exterior de cientos o miles de mensajes, conductas, disposiciones y acciones que a diario se realizan y que nos afectan, de la misma manera que un virus. Sin darnos cuenta.

Y así, sin darnos cuenta, pareciera ser el objetivo de la Secretaría de Gobernación cuando busca imponer, con la autoridad del Estado, la educación para los menores de edad que asisten al sistema educativo oficial. A la “de gobierno”.

Esto que pretende la secretaria es “como un virus” que los padres de familia sí han notado. Ellos quieren que sus hijos menores sean protegidos, que no lo reciban, “que usen cubrebocas”.

El Estado no está de acuerdo y busca imponer su voluntad sobre los “pater familias”. Se libra una verdadera lucha de poder en los congresos de las entidades del país.

La secretaria de Gobernación, la excelente señora Olga Sánchez Cordero, ha envidado a todos los diputados locales de México, un verdadero galimatías jurídico que han recibido para que el conjunto legislativo no apruebe la iniciativa del PIN Parental propuesto.

El oficio en papel membretado de la Secretaría está en mi poder. ¿Qué pidió la secretaria, Olga Sánchez Cordero? ¿A quién?

En el estado de Chihuahua, ha sido la diputada Marisela Sáenz, del PRI, la que presentó la iniciativa para que se autorice el PIN Parental. Habrá de ser votado. “Ya veremos, dijo el ciego”.

A ella y al Congreso en general fue dirigida la misiva de la secretaria Sánchez Cordero para que no votaran a favor, algo que es cuestionable. Invade en este caso, la autonomía del Estado Soberano de Chihuahua y de otro poder: el Legislativo

En opinión de Sánchez Cordero, la iniciativa de la diputada Sáenz menoscaba lo siguiente: el interés superior del menor. El derecho a la educación. La opinión. El acceso, permanencia y participación en los servicios educativos. El derecho de protección contra malos tratos. Derecho a la igualdad sustantiva y no discriminación. Derecho de información. Derecho a la salud sexual y reproductiva.

Temas que tras ellos “esconden” una intención perniciosa, algo así como un virus que atacará a los menores. Luego habla de lo que provocaría la iniciativa al Estado Mexicano, que incumpliera acuerdos internacionales.

Mencionaré solo unos cuantos. La rectoría del estado en materia de educación. Priorizar la atención del menor. Impulsar planes de estudio con perspectiva de género y una orientación integral, dentro de las cuales también se debe incluir la educación sexual y reproductiva.

Cada una de estas obligaciones está presentada con una ambigüedad que espanta. Además está redactada con toda la -cuestionable- intención. ¿Para qué? Para que lo que sea, quepa, lo que sea, menos lo que los padres quieran para sus hijos. Que sería “la vacuna”.

La enseñanza de la educación sexual es algo que los menores deben tener. Por supuesto. Y ésta ha de iniciar en su casa con la perspectiva de la familia, la que la secretaria Sánchez Cordero no está de acuerdo y propone lo que tiene que ver con la perspectiva de género. no con la de la familia de los menores.

La perspectiva de género señala que el ser humano no se divide en hombre y mujer sino que hay un sinfín de identidades de género, lo que es algo muy diferente. Otra cosa.

Bajo el concepto de género, los menores son expuestos para tomar como realidad algo que no lo es y que aún no está demostrado científicamente. Se acepta solo con base en conceptos ideológicos.

Existe y es real, pero cae en el campo de las disforias. Un trastorno emocional de infelicidad sicosomático, de acuerdo a Clínicas Mayo, de Estados Unidos. Es más que una cuestión biológica.

Así, los menores, en su escuela, serían expuestos a casos, a hechos sobre preferencias sexuales que despertarían el líbido pasivo que está en ellos, la curiosidad, el morbo y les sembraría ideas por experimentar.

Además los menores estarían siendo expuestos a estas preferencias de otra gente, las que inundan la vida posmoderna, las que se manifiestan por todas partes donde vamos o en lo que consumimos, debido al exceso de libertad con el que se vive actualmente.

Entre estas identidades de género, que no sexos, están los siguientes.

24. Tercer Sexo: Persona que no se define ni con el género masculino, ni con el femenino ni con los sin género.

25. Género fluido: Persona que se define como una mezcla dinámica entre los dos géneros. “Fluyen” como les parezca.

26. Transgénero no binario: Persona que ha cambiado de género pero que no se identifica con ninguno. Es lo que sea.

27. Hermafrodita: Persona que reúne los dos sexos en el mismo individuo.

28. Género Dotado: Persona cuya capacidad de género supera a la binaria.

29. Transgénero: Personas que se diferencian de las identidades de género hombre-mujer.

Esta es solo una muestra de más de 140 nuevas identidades que se conocen, más las que hoy se acumulen.

¿Quiénes y qué personas enseñarían esto a los menores? Seguramente personas de tales comunidades, que si bien merecen mucho respeto, también lo merecen los padres de familia para su negativa a que sus hijos menores sean reeducados en cuanto a la sexualidad humana.

Los padres de familia no están de acuerdo con este tipo de educación y que sus hijos menores sean expuestos a estos conceptos ideológicos.

Algunos diputados locales del país, buscan proteger el derecho de los padres para ver por sus hijos menores y la secretaria Sánchez Cordero busca negarles el derecho supra-legal que les asiste

Y que nadie se equivoque, enseñar sexualidad humana es totalmente diferente a enseñar aritmética, geografía e historia y más a la edad de los menores en primaria. Involucra emociones y líbido.

Esto lo sabe el feminismo misándrico de género y quienes perniciosamente promueven que se eduque a los menores con esta ideología, de la que hay mucho más que decir. Ya habrá espacio.

Hay que comentar y mostrar lo que esconde tras sí la Ideología de Género y su perspectiva, lo que los padres de familia ven amenazantes.

El tema es amplio, complejo y encierra El Meollo del Asunto.