Responden al “clásico nacional”

Aunque el estadio Azteca tiene una asistencia regular, miles de aficionados acudieron para presenciar una edición más del “clásico nacional” entre América y Guadalajara, los seguidores de casa quienes invocaron a sus ídolos históricos para ganar.

Con el boleto a semifinales de la Copa MX en juego, los aficionados no dudaron en acudir al inmueble capitalino y pintarlo, un lado de azulcrema y amarillo, y otro de rojiblanco. Grupos de amigos y familias con niños, eran una imagen constante en las entradas al "Coloso de Santa Úrsula", con sus mejores galas, los de casa quienes invocaban con sus playeras a los ídolos de antaño en busca de una “ayudita”.

Playeras de Cuauhtémoc Blanco, Luis Roberto Alves “Zague” y de Daniel Brailovsky portaban un grupo de amigos, quienes dijeron eran “las de la suerte”, para que esta noche les sonriera a los pupilos de Miguel Herrera.

De parte del “Rebaño Sagrado”, también llevaron a su “amuleto”, una chiva que era una de las atracciones para que la afición se tomara la fotografía antes de ingresar al escenario.

Y como en cada clásico, el intenso tráfico para llegar al lugar y el numeroso cuerpo de seguridad para cuidar a los asistentes era notorio, así como la reventa, una vez más solicitaba y vendía entradas ante la complacencia de los guardines del orden.