¡SUEÑO CUMPLIDO!

LONDRES — Sin jugar, Lei­cester City consumó una de las más grandes y gratas sor­presas en la historia del futbol inglés, pues el empate entre Tottenham y Chelsea auto­máticamente lo consagró como campeón de la Liga Premier 2015-2016.

 

Los “foxes” igualaron el do­mingo en casa de Manchester United y su inédita celebración tuvo que esperar hasta el lu­nes, cuando los “blues” le sa­caron, en los últimos minutos, el 2-2 a los “spurs”, único club que tenía la posibilidad de estropear este sueño.

Así, tras 132 años de exis­tencia, apareció el primer cetro de Primera División en las vi­trinas de Leicester, que apenas hace un par de años regresó al máximo circuito del balompié británico, para romper una ra­cha de 10 años sumidos en la categoría “de plata”.

Curiosamente, la hazaña se pactó en Stamford Bridge, ho­gar de un Chelsea que decep­cionó con una campaña muy por debajo de su nivel y dejó mucho qué desear en su con­dición de monarca defensor.

Sin embargo, el cuadro local decidió recuperar un poco de su dignidad esta tarde, al revertir un 0-2 que hubiera pospuesto el festejo de la escuadra dirigida por el italiano Claudio Ranieri.

En el marco de la fecha 36, a Tottenham sólo le valía el triun­fo para seguir al acecho de un Leicester que se adueñó de la cima de la clasificación desde el 23 de enero.

Uno a uno cayeron el “ManU”, Manchester City y Arsenal, que no supieron aguantar el ritmo impuesto por los “foxes”, hasta que solo quedó un mano a mano entre ellos y los pupilos del ar­gentino Mauricio Pochettino.

Los “spurs” parecían enca­minados a posponer la corona­ción por la que casi nadie apos­taba, pues se adelantaron con las anotaciones de Harry Kane (35) y del surcoreano Heung- Min Son (44).

Pero Chelsea quiso ceder cuanto antes un trono al que no le hizo honor y catalizó la proeza mediante los goles de Gary Cahill (58) y del belga Eden Hzard (83), resultado que sentenció la Liga al dejar a Tottenham con 70 puntos, a siete del líder con sólo dos jor­nadas por disputarse.