Mostly Cloudy

19°C

Mostly Cloudy

Clima:

Prueba superada

GDANSK — La Selección Mexicana de Futbol cerró de buena forma su “mini gira” por Europa al derrotar por la mínima diferencia a su similar de Polonia, en partido amistoso disputado en la Arena Gdansk.

La única anotación del en­cuentro fue obra del delantero Raúl Jiménez al minuto 12, en lo que fue el último compromiso del “Tri” en este 2017.

Fiel a su costumbre, porque si no lo hiciera sencillamente ten­dría que cambiarse el nombre, el director técnico colombiano Juan Carlos Osorio realizó seis modificaciones en su once inicial respecto al que empató con su similar de Bélgica, lo que provo­có que el “engranaje” fuera un poco más lento ante un rival que también tuvo muchas ausencias.

El “Tri” aprovechó esta si­tuación al plantarse bien en la cancha con una línea de cinco, que le permitió controlar a unos polacos demasiado rígidos, que dejaron en claro que tienen bien definido cuál es su mejor cuadro.

México había generado poco al frente, un remate de cabeza de Raúl Jiménez apenas en el ini­cio, pero un rebote le permitió al atacante del Benfica de Portugal terminar con el cero al prender de media vuelta un disparo ful­minante que dejó sin oportunidad al portero Wojciech Szczesny al minuto 12.

El cuadro de casa no tuvo capacidad de respuesta para ir al frente, demasiado previsible en sus ataques cuando tuvo el balón que estuvo la mayor par­te del tiempo del conjunto de la CONCACAF, pero tampoco sin mucha claridad al frente.

Para el complemento, el “Tri” realizó cambios, le dio minutos a Hirving “Chucky” Lozano y a Oribe Peralta, así como a Carlos Vela en busca de una segunda anotación que finiquitara el rum­bo del juego.

En tanto que las “Águilas Blancas” también movieron sus piezas e intentaron ir al frente y pese a que generaron muy poco, cerca estuvieron del empate al minuto 57 en un disparo de Ma­ciej Rybus abajo, pegado al poste derecho que Jesús Corona exce­lente sacó con el pie.

Pese a tener tres hombres ne­tamente ofensivos, como Loza­no, Vela y Peralta, México tam­poco fue peligroso, sobrellevó las acciones, cuidó su ventaja para salir con un triunfo poco vistoso, pero importante, no solo por el resultado, sino por la personalidad que mostra­ron ante un rival que tampoco ofreció mucho.

El arbitraje estuvo a cargo del austriaco Oliver Drachta, quien no mostró tarjetas.

Polonia alineó con Wo­jciech Szczesny, Artur Jedr­zejczyk (Pawel Wszolek, 46), Thiago Cionek, Maciej Rybus (Rafal Kurzawa, 83), Tomasz Kedziora, Jaroslaw Jach, Kr­zysztof Maczynski, Karol Li­netty (Rafael Wolski, 62), Maciej Makuszewski (Jakub Blaszczykowski, 76), Piotr Zie­linski y Jakub Swierczok (Ma­riuz Stepinski, 71). DT. Adam Nawalka.

México saltó a la cancha con Jesús Corona, Miguel Layún, Carlos Salcedo (Néstor Araujo, 46), Hugo Ayala (César Montes, 46), Héctor Moreno (Carlos Vela, 62), Jesús Gallardo, Diego Reyes, Jonathan dos Santos (Omar Govea, 73), Andrés Guardado, Javier Aquino (Hirving Lozano, 46) y Raúl Jiménez (Oribe Peralta, 46). DT. Juan Carlos Osorio (COL).