Tentados por la corrupción

Daniel Valles.- Todos los años en el mes de enero, Transparencia Internacional da a conocer un documento que indica cómo se percibe la corrupción en los países afiliados a la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE, por sus siglas).

La organización publica desde 1995 el índice de percepción de la corrupción que mide, en una escala de cero a cien, los niveles de percepción de corrupción en el sector público en un país determinado y consiste en un índice compuesto, que se basa en diversas encuestas a expertos y empresas.

El propósito es analizar las perspectivas y posibilidades de negocios, el crecimiento y facilidades que presentan los países afiliados. 180 a saber. (Ver: Bola de Humo/El Meollo del Asunto, “Bola de Humo”) http://www.juarezhoy.com.mx/index.php/perspectiva/item/56155-bola-de-humo

Los países con puntajes más altos en el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) como Dinamarca, Suiza e Islandia no son inmunes a la corrupción. Es decir, no han podido erradicar la maldición que representa y es la corrupción.

Estas economías se destacan como líderes en el IPC desde hace ya muchos años. Cosa curiosa, parecería que se intercambian los primeros lugares entre ellos, pues año con año son los mismos. No hay cambios trascendentales, menos sorpresas.

En este nuevo IPC están Dinamarca (con 87 puntos), Finlandia (86), Suecia (85), Noruega (84) e Islandia (78) ocupando cinco de los primeros 11 lugares.

En los diferentes estudios y consultas que TI realiza, estos países salen muy bien evaluados en la clase media y “baja”. A estos países los caracteriza una muy buena integridad interna, lo que no siempre se traduce en la misma práctica en el extranjero.

Es decir, algunos países que están muy bien calificados en el IPC, internamente, son provocadores y culpables de que otras economías, de otros países de otras latitudes salgan muy mal calificados. Son promotores de la “tentación” que lleva a la corrupción.

Una cosa puede convertirse en “tentación” solamente si es algo que la otra persona quiere o desea y uno tiene la facultad de darla. Y estas economías tienen lo que la otra persona desea: Dinero, mucho dinero.

El año pasado hubo múltiples escándalos de corrupción que demostraron lo anterior: Que la corrupción se beneficia y es facilitada, por estos países nórdicos, los que fueron muy bien calificados por el IPC, pero que provocaron la caída de los que salieron mal calificados, lo que es una forma de corrupción.

Los siguientes datos que dan crédito a lo expuesto arriba aparecen en el sitio de Transparencia Internacional en un artículo titulado en inglés como: “CPI 2019: Trouble at the Top - Transparency International”, donde se puede consultar.

Los archivos de Fishrot

En noviembre, la investigación de Fishrot Files reveló que Samherji, uno de los conglomerados pesqueros más grandes de Islandia, supuestamente sobornó a funcionarios del gobierno en Namibia (52) y Angola (26).

Soborno de telecomunicaciones

El año pasado, el gigante sueco de telecomunicaciones, Ericsson, acordó pagar más de mil millones de dólares para resolver un caso de soborno extranjero durante su campaña de 16 años de efectivo por contratos en China (41), Djibouti (30), Kuwait (40), Indonesia (40) y Vietnam (37). Esta es la segunda multa más grande pagada a las autoridades estadounidenses.

El asunto SNC-Lavalin

En Canadá (77), que cae cuatro puntos desde el año pasado, un exejecutivo de la empresa de construcción SNC-Lavalin fue condenado en diciembre por sobornos que la compañía pagó en Libia (18).

Danske Bank Scandal

Tras el escándalo de lavado de dinero en Danske Bank, el banco más grande de Dinamarca (87), los principales bancos como Swedbank en Suecia (85) y Deutsche Bank en Alemania (80), según los informes, fueron investigados en 2019 por su papel en el manejo de pagos sospechosos desde altos cliente -clientes no residentes-, principalmente de Rusia (28), a través de Estonia (74).

Bancos suizos

De manera similar, en Suiza, las autoridades están llevando a cabo investigaciones sobre múltiples escándalos internacionales de lavado de dinero y corrupción que involucran a empresas y organizaciones con sede en Suiza, especialmente en los sectores financieros y de productos básicos y deportes internacionales.

Es obvio entonces que el tener gran educación o una buena calidad de vida no hace inmune a las personas contra la corrupción. Pero no solo eso, también demuestra que la corrupción no se puede erradicar de la cultura de un país. Pero sí se puede pensar en alejarse de ella y decir, Avanza Sin Tranza.