¿Y la pavimentación cuándo?

La ciudad se está desmoronando, no puede durar mucho más; su tiempo ha pasado. Es demasiado vieja. Le Corbusier, urbanista suizo

Cuauhtémoc Monreal Rocha.- CIUDAD DE MÉXICO- Ahora nos encontramos en la Cuenca del Anáhuac, pues hace unos días andábamos por el rumbo de la ciudad esmeralda Houston, Texas; así son los negocios y el que tenga tienda que la atienda, porque al ojo del amo engorda el caballo; este viaje, para relajarnos un poco de la presión cotidiana, es de puro placer, será de “Vino, Mujeres y Canto”.

Como no nos es indiferente lo que pasa, sucede o acontece en “La Mejor Frontera de México”, nos enteramos por los diarios locales, de una información que virtió Gustavo Elizondo Aguilar, personaje que cobra en la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas del Estado, en el sentido de que en la ciudad del Bravo, se construirán 7 puentes 7 y que la duración en construcción de cada uno, será como el de un embarazo normal: nueve meses pasaditos.

Al parecer dos empresas constructoras de la H. Ciudad Juárez fueron las elegidas de la diosa Fortuna, al ganar las licitaciones al respecto y éstas fueron: Urbanissa, S. A. de C. V. y Urbanizaciones y Construcciones BCH, S. A.  de C.V., empresas que deberán demostrarle, fehacientemente a todos los juarenses, que en ellas priva la ética profesional, la honestidad, la honradez, la capacidad, la sinceridad y la palabra de honor, pues estas empresas no deben olvidar que en este gobierno de la 4T se está combatiendo con denuedo la asquerosa corrupción y el manto sacrosanto de la impunidad. ¿O no? ¡Ah! Y los moches.

Bienvenidos los siete puentes (aunque estamos muy, pero muy lejos de imitar los puentes de El  Paso, pero en fin, algo es algo), solo que como palitroqueros, seguimos insistiendo: ¿Y la pavimentación de las calles de Juaritos, cuándo? Ya es justo y necesario irle cambiando, poco a poco, el rostro a nuestra fea ciudad, no solamente por arriba, sino también por abajo, pues ahí siguen los baches, los hundimientos y la falta de alumbrado público.

Estamos de acuerdo, por algo hay que empezar, vengan los puentes (no los puentes oficiales como este del 5 de febrero) aunque los viejos… los viejos servicios púbicos de la ciudad, sigan esperando y desesperen a todos los fronterizos, que no haya calles debidamente pavimentadas por donde circular. Vale.