Nuestras vidas

Antonio Valdez Mireles.- Si mal no recuerdo fue Jorge Manríquez el que dijo: “Nuestras vidas son almas que a la mar van a dar…”

El Padre Manríquez, colaborador de HOY, suele decir, según es su misión: “Nuestras vidas son almas que al cielo irán a dar…”

Me inicié en el ramo farmacéutico en la Botica Guadalupana, que se ubicó en el centro de la ciudad, cerca del Cine Plaza. Las procesiones HOY iniciadas las veíamos pasar y algunas jóvenes participantes aplaudían al pasar. Yo creía que por mí, pero era al ver que al negocio se le dedicó el nombre de la imagen.

El Padre Manríquez de jovencito iba a la tierra donde nací, Jiménez, a comprar nueces. Es costumbre de parralenses.

Jiménez y Valle de Allende se disputaban el honor de ser los principales proveedores de nueces del país.

En esta temporada no haga todas sus compras en El Paso. Compre en Juárez, sino la economía va a ser “econotuya”.

Esta es frase de Lutero: “La humildad de los hipócritas es el más grande y el más altanero de los orgullos”. Que cada quien agarre a su partido: hay palabras como los sacos: medida estándar y unisex.

Según los reportes de robos de automóviles en mayo pasado se batió record: 184 carros. ¡Ni madres en su día respetan! Publica HOY: “Plácido Domingo se defiende de acusaciones”. Le deseo suerte.

Recomiendo HOY: tiene diversa y breve información, es manuable, fácil de leer, sus cartones son los mejores de los diarios al norte de EU y sur de México. Sus articulistas no necesitan muchas palabras para hacerse entender.

Traen a mi Farmacia -Lerdo y Morelos- ejemplares que obsequio a clientes; vienen por él y se llevan cualquier producto. Al distribuidor de HOY le regalo una crema para las arrugas.

“Se colapsa el techo del Cine Victoria”, es nota de este diario. Lo siento por el indigente que falleció, pero no siempre acaba un cine tan querido por los niños. Allí  exhibían caricaturas.

A propósito de cine: decía González hará medio siglo que el cine gringo “está perdiendo el filig”. Sí: hace años que Hollywood es muy descuidado en sus diálogos y actitudes de actores y actrices.

En la vida real resulta más dama una mexicana de condición humilde -digamos las señoras del mercado Cuauhtémoc- que la más famosa de las actrices: Kardashian, Anniston, Sandra Bullock, etc.   

Venga usted a mi farmacia y verá qué trato tan digno tienen Anita, Karla y Lupita. ¡Y son bonitas en su trato y persona!