Imprimir esta página

Corrupción y la gente

Daniel Valles.- Toda la gente puede llegar a corromperse. A fallar, a no dar en el blanco. No le atina. Peca, etc. No toda la gente se involucrará en actos de corrupción.

El INEGI afirma que las personas ejercen actos de corrupción, que corrompen policías, no al revés. A pesar de que son los ciudadanos los que más casos de corrupción policiaca señalan.

De forma automática se insulta al agente de tránsito o policía. “Cerdo”, “corrupto”, “marrano”, por decir lo menos. ¿Cómo habría qué decirle a la persona que sobornara a un policía? Supongo que de la misma forma.

Para que exista un acto corrupto se requiere de dos personas que se pongan de acuerdo: La que corrompe y la que es corrompida. La misma palabra lo índica. Co, prefijo que señala “dos”. En caso de que no exista la corrompida, quien corrompe no tiene “eco”. La corrupción no se da.

Hay casos excepcionales donde por su naturaleza una sola persona que se ha corrompido comete un acto corrupto. Sin embargo, al descubrirse, o corrompe a alguien más o lo descubren y es denunciado.

El INEGI llevó a cabo una singular encuesta hace poco más de un año. La Encuesta Nacional de Estándares y Capacitación Profesional Policial 2017 (ENECAP). No ha dado a conocer una nueva.

“A nivel nacional, se estima que 90 de cada mil elementos de policía fueron víctimas de algún acto de corrupción durante el desempeño de sus funciones, entre los que se incluyen soborno por parte de los ciudadanos”.

Pero ese no es el único dato interesante que tal encuesta mostró. Otro fue el que los propios policías son corrompidos por sus propios compañeros o jefes. Aquí mostró que: “los agentes son víctimas de extorsiones por parte de compañeros o superiores”.

Esto ha sido lo que reveló la Encuesta Nacional de Estándares y Capacitación Profesional Policial 2017 (ENECAP).

El INEGI divulgó lo siguiente: “la Ciudad de México es la entidad con mayor nivel de actos de corrupción, con un registro de 4 mil 467 víctimas por cada mil elementos de policía, mientras que Tabasco es el estado más ‘limpio’. Al reportar una tasa de 111 actos de corrupción por cada millar de policías”.

Pero no es todo. La semana entrante, le comento. Porque es importante saber cómo se puede lograr una cultura donde se avance sin tranza.

Corrupción y la gente
Logo
Imprimir esta página

Corrupción y la gente

Corrupción y la gente

Daniel Valles.- Toda la gente puede llegar a corromperse. A fallar, a no dar en el blanco. No le atina. Peca, etc. No toda la gente se involucrará en actos de corrupción.

El INEGI afirma que las personas ejercen actos de corrupción, que corrompen policías, no al revés. A pesar de que son los ciudadanos los que más casos de corrupción policiaca señalan.

De forma automática se insulta al agente de tránsito o policía. “Cerdo”, “corrupto”, “marrano”, por decir lo menos. ¿Cómo habría qué decirle a la persona que sobornara a un policía? Supongo que de la misma forma.

Para que exista un acto corrupto se requiere de dos personas que se pongan de acuerdo: La que corrompe y la que es corrompida. La misma palabra lo índica. Co, prefijo que señala “dos”. En caso de que no exista la corrompida, quien corrompe no tiene “eco”. La corrupción no se da.

Hay casos excepcionales donde por su naturaleza una sola persona que se ha corrompido comete un acto corrupto. Sin embargo, al descubrirse, o corrompe a alguien más o lo descubren y es denunciado.

El INEGI llevó a cabo una singular encuesta hace poco más de un año. La Encuesta Nacional de Estándares y Capacitación Profesional Policial 2017 (ENECAP). No ha dado a conocer una nueva.

“A nivel nacional, se estima que 90 de cada mil elementos de policía fueron víctimas de algún acto de corrupción durante el desempeño de sus funciones, entre los que se incluyen soborno por parte de los ciudadanos”.

Pero ese no es el único dato interesante que tal encuesta mostró. Otro fue el que los propios policías son corrompidos por sus propios compañeros o jefes. Aquí mostró que: “los agentes son víctimas de extorsiones por parte de compañeros o superiores”.

Esto ha sido lo que reveló la Encuesta Nacional de Estándares y Capacitación Profesional Policial 2017 (ENECAP).

El INEGI divulgó lo siguiente: “la Ciudad de México es la entidad con mayor nivel de actos de corrupción, con un registro de 4 mil 467 víctimas por cada mil elementos de policía, mientras que Tabasco es el estado más ‘limpio’. Al reportar una tasa de 111 actos de corrupción por cada millar de policías”.

Pero no es todo. La semana entrante, le comento. Porque es importante saber cómo se puede lograr una cultura donde se avance sin tranza.

Publicaciones Graficas Rafime S. de R. L. (JMB)