Brújulas rotas

Raúl Ruiz.- La brújula es un instrumento de orientación, de navegación segura. Y a los panistas de Chihuahua se les descompuso el “imán” de la aguja que apunta siempre al norte. Perdidos entre la niebla, que desde el Palacio estatal les cubre Javier Corral Jurado, se han extraviado y giran a ciegas en círculo vicioso.

El gobernador panista, extasiado en el campo de golf; en su vicio por la competencia pedestre y su inconmensurable amor a la perrita Greta, da palos de ciego a una piñata irrompible de la que nunca caen los dulces. Pura caca…huatiza.

Los panistas de adeveras, sin guía, voltearon hacia Maru Campos, quien se suponía traía el power azul. Pero, el resbalón de Palacio Nacional la exhibe avariciosa y sin fuerza política.

Los panistas buscan acercarse a los liderazgos fuertes, y conforme avanza el tiempo para decidir por sus abanderados, los azules perdidos. La crítica interna contra su dirigente estatal es sistemática y contundente.

Lo más reciente es el mote de “lady tacos de papa” a Rocío Reza, pues ha facturado más de un millón de pesos en gastos en lo que va del año y los panistas no ven en dónde se refleja tal estipendio.

El apodo se lo gana por comentar en su muro de Facebook que come tacos en la calle y la militancia dice: “si se gasta más de un millón en los tacos, imagínense lo que se gastaría si comiera en restaurantes de lujo”. Y se preguntan ¿Por qué ella se impone un súper sueldo, y trae a los municipios arrastrando la cobija?

Por su parte, los jóvenes muy desmotivados, pues en días pasados fueron convocados a una reunión estatal y a la gran mayoría los dejaron tirados en la calle, sin transporte y sin hotel.

Como colofón. La eterna queja de los comités municipales, pues nunca hay liquidez ni siquiera para cubrir los gastos elementales, menos, para enderezar algún proyecto político de empuje.

En Juárez, se desinfló la dirigencia municipal. Todos pensaban que el liderazgo de Joob Quintín Flores arrastraría al panismo en todas sus disolvencias, pero desde el Comité Estatal comenzaron a ponerle cuñas para disminuirlo.

Hoy se la pasa en la inmediatez, convocando a ruedas de prensa sin mucho sentido político. Junta a los medios para “narrar” la precariedad en la que se encuentra la ciudad, como si estuviéramos ciegos, pero ninguna solución para salir de ella.

Pero como diría la legendaria Lucerito ¿Y? Alguien que se acerque a proporcionarle asesoría política. Algo elemental. Básico. “Roguemos al creador porque el partido compre brújula nueva”, diría un panista.