La necesidad de recuperar la política

Doctor Arturo Castro.- La política es un arte, además de una ciencia que busca tener a los mejores hombres en los partidos políticos y en el gobierno, el político se prepara cotidianamente, tiene una misión y una visión de lo que se quiere hacer y de cómo influir en la agenda ciudadana.

El político es un hombre común con capacidades y habilidades diferentes del común, que lo llevan a ser un líder natural ante las necesidades de la sociedad, aquella que siempre lo ha buscado a través de los tiempos vividos, es un bien necesario, cuestionado hoy a pesar del seguimiento social de liderazgos mesiánicos en el país y en el mundo.

El político requiere de una gran expresión de sus ideas y de sus acciones, es toda una provocación a los problemas sociales, que a veces lo ven como ofensor cuando regularmente es ofendido por la opinión pública, dado el fracaso y la impotencia para lograr un mayor desarrollo social.

El político gobierna hoy en México, los hay novatos y profesionales, aquellos que hablan y los que hacen la diferencia a través de sus acciones, la política es una acción tan necesaria como el aire. Este se limpia a través de cuidados ambientales, el político igualmente puede ser regenerado por medio de la transparencia y la rendición de cuentas.

La política es necesaria para el buen desarrollo de la vida en sociedad, no se puede prescindir de ella, es un bastión para ganar la guerra cuando se presentan problemas de cualquier índole. La política no es la cuestionada, los políticos si po,rque engendran una serie de vicios que colapsan a la opinión pública y a la sociedad misma.

La política no debe redefinirse, solo debe profesionalizarse, deben llegar aquellos hombres y mujeres comprometidos con las causas sociales e institucionales, deben tener una misión y una visión personal para ver las cosas y con ello contribuir al desarrollo del país.

Existe una gran necesidad de recuperar el nombre de la política, sus espacios y su entorno agregado, la sociedad debe de recapacitar porque al fin de cuentas tiene a un político gobernando este país y que tal aparenta amar por lo que entonces no existe un divorcio presencial, sino solo secuencial por aquellos casos de corrupción de todos conocidos.

Los medios de comunicación enrarecen la aparición de nuevos políticos, porque hoy cuesta salir hasta en la última página, son presa de un ambiente dominado por el poder del dinero.

No es como antes que se buscaba la nota sin distinción, hoy aparecer en público cuesta porque ya se declaró a la política como un medio de poder económico que indudablemente no lo es.

Existen muchos cuadros nuevos en los partidos políticos, en el gobierno, en las instituciones de la sociedad civil que buscan influir desde su posición institucional y aún más aquellos desde su posición social,, desde donde se buscan los imposibles ante los problemas más complejos que aparecen de la noche a la mañana.

Se debe recuperar la política al igual que entender que es una noble practica de quienes están en ella, se sabe que existen múltiples intereses que a veces se convierten en conflictos. El político no decepciona, lo hace la sociedad al no confiar en ellos, que se dedican a buscar mejores formas de vida.

Los políticos viven de la aceptación de la gente, es un oficio, arte o ciencia al igual que otras profesiones de alta tecnología, tiene sus procesos y su agenda de penetración social, se asumen prácticas de beneficio general a veces con ciertas preferencias particulares.

La tragedia son aquellos políticos corruptos, los nuevos ricos del pueblo que siempre han existido, pero que hoy deben cuidar mucho mejor sus espaldas debido a los medios digitales existentes, no aquellos que los cuidan, pero si aquellos que los ven.

Debemos recuperar la política no solo para los políticos, sino para la sociedad en general, existen aquellos de carrera limpia que por ello no han sido electos a ningún puesto de representación popular, son los que trabajan realmente por la gente, son los que tienen una ideología basada en el servicio y en la entrega total.

Los problemas del mundo se resuelven con la política, no se debe negar este camino, la hay con intereses sesgados, aunque no se debe negar que existe aquella de entrega a la democracia, en donde la sociedad manda, porque manda.

La política aborda una serie de complejidades, muchos puntos de vista en los que algunos no son bien admitidos, aun asi se debe hacer conciencia para mejorar la percepción de la misma y de los políticos. Las posiciones que se asumen son tan diferentes según el espacio y el tiempo.

Es una necesidad recuperar la política para tener mejores partidos políticos, mejores administraciones publicas de cualquier nivel, desterrar a los ineptos y acercar a quienes saben o desean en su caso aprender, se debe generar una inteligencia que empodere el servicio público frente a la sociedad.

No existen recetas para generar buenos políticos que no sean aquellas de tiempos atrás que venían cargadas con una buena dosis de ideología, que hoy han suplido los intereses personales y colectivos, los políticos deben conocer sus alcances y sus metas por cumplir ante una sociedad injusta contra casi todos.

La política existe, la sociedad también, entonces porque vivir una relación pendenciera cuando se necesitan el uno al otro, la inteligencia entonces, debe llegar a los dos actores por demás.

Más en esta categoría: « Niños débiles En la Hoguera »