Los clichés contra China de Pompeo en Europa no funcionarán

Xinhua.- Durante su reciente gira europea, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, lanzó una vez más una campaña repleta de retórica contra China.

China tiene “una estrategia depredadora en comercio e inversión” y representa una “amenaza mutua” para Estados Unidos e Italia, dijo Pompeo en una conferencia de prensa conjunta con el ministro de Relaciones Exteriores italiano, Luigi Di Maio.

Al igual que sus intentos anteriores de desprestigiar a China, es probable que esta vez sus trucos contra China no funcionen, ya que Italia se ha comprometido a promover lazos más estrechos con China y está dando pasos en esta dirección.

Durante la visita de estado del presidente chino, Xi Jinping, al país europeo en marzo, Italia se convirtió en el primer país del G7 en firmar un memorando de entendimiento con China sobre la iniciativa de la Franja y la Ruta.

Durante la Asamblea General de la ONU celebrada el mes pasado en Nueva York, Di Maio elogió las relaciones entre Italia y China y dijo que su país espera aprovechar el 50 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Italia y China, que se celebrará el año que viene, como una oportunidad para impulsar la cooperación bilateral en las áreas de comercio, innovación, tecnología e infraestructura.

Los ataques contra China por parte de Pompeo en Europa, que siguió pregonando en otros destinos además de en Roma, no lograron ganar fuerza con los medios internacionales, que se centraron en la llamativa saga del procedimiento de destitución que se está desarrollando en Estados Unidos.

Como de costumbre, las extrañas alegaciones de Pompeo contra China no son ciertas.

En Grecia, Pompeo dijo que estaba preocupado por la inversión china en infraestructura. Lo cierto es que la inversión china ha convertido el rezagado puerto del Pireo en un centro vibrante en el Mediterráneo.

El puerto ocupa actualmente el puesto 32 entre los 100 mejores puertos del mundo de Lloyd’s List, un parámetro importante de la industria, en comparación con el 93 que ocupaba antes de la llegada de la inversión china. El empleo local y la economía en general se han beneficiado como resultado, destacando cómo el puerto del Pireo es una de las historias de éxito de la inversión de China en infraestructura europea.

La iniciativa de la Franja y la Ruta está viendo una creciente popularidad tanto en Grecia como en muchas otras partes de Europa. La iniciativa, impulsada firmemente por China y sus socios en todo el mundo, beneficiará no solo a los países participantes sino al mundo en general.

Con la Guerra Fría enterrada en el polvo de la historia, la mentalidad de suma cero en la política global también debería descartarse, ya que cada vez se ajusta menos a la tendencia imparable de la globalización.

También habría que recordarles a los políticos de línea dura que arremeten contra China desde Washington que, en un mundo de creciente interdependencia entre las naciones, los intentos de desprestigiar a China solamente acabarán dañando sus propios intereses.

Más en esta categoría: « En la Hoguera Dios quiere ser amado »