Universidades en Crisis

Daniel Valles.- El día de mañana jueves 10 de octubre (escribo en miércoles), 24 universidades del país estarán uniéndose para marchar, cada una en la capital de su estado respectivo, para protestar por la falta de entrega de recursos que debieron haber recibido de parte del gobierno estatal respectivo y del federal. Lo que no ha sucedido hasta ahora.

De hecho, han comenzado a partir del día 9, o sea hoy. Las universidades que hasta ahora han citado a tal marcha son las universidades que se encuentran en crisis y que participarán autónomas de Nayarit, Zacatecas, Morelos, Tabasco, Oaxaca, Michoacán, Estado de México, Sinaloa y Chiapas.

Adicionalmente se sumarán al paro en Veracruz, Campeche, Chihuahua, Colima, Tamaulipas, Baja California, Hidalgo, Puebla, Guerrero, Yucatán, Universidad de Guadalajara, Sonora, Guanajuato y Querétaro.

En su mayoría, todas tienen problema presupuestales porque no han recibido las partidas que deberían. Ahora mismo estoy trabajando en la Universidad Autónoma de Baja California, una de las afectadas. Continúo con el Programa Pro Integridad Avanza Sin Tranza, que inicié hace un par de años.

Este se encontraba detenido por la misma razón y no ha sido hasta ahora, ya casi por acabar el año, que se ha podido encontrar la manera de poder retomarlo.

Así como el programa en mención hay otras muchas situaciones que se han presentado por el hecho de la falta de recurso. Lo que se agudizó con la llegada de la nueva administración federal.

Existen situaciones presupuestales mucho más graves que el curso que expongo, como el pago a personal administrativo, docente, pensionados. Algunas cuentan con fondos de contingencia que les han permitido salir adelante con la crisis financiera.

Aun así, esos fondos por estatuto, deben reponerse de inmediato, porque son fondos que se usan para emergencias. Como las que viven. Mas, han de restituirse de inmediato. En el caso de Baja California, de la UABC, se trata de una suma que llega a 1,597 millones de pesos. No hay institución que aguante un “boquete” de ese tamaño.

Sin embargo, el rector, Dr. Daniel Valdez, ha podido sortear el temporal. Pero a punto estuvieron de rechazar la inscripción de 10 mil aspirantes a ingresar al semestre que inició en agosto pasado. Y el problema sigue amenazando a la UABC de manera muy grave.

La Universidad alberga a más de 65 mil alumnos. Y en su caso particular, el adeudo con ella lo tiene el gobierno saliente de Kiko Vega, actual gobernador, el que como muchas personas hacemos cuando sucede algo que recae en nuestra responsabilidad, le “echamos la culpa al vecino”.

Kiko Vega culpa al gobierno federal de no entregarle recursos desde el año pasado por motivos políticos. Es decir, por la elección que acaba de pasar en el estado, la que ganó Morena barriendo con la oposición en todo el estado.

¡Pero eso ya pasó! Sí, mas, a pesar de ello el gobierno del estado o no tiene recursos, o no le han dado, o se “perdieron”, o el federal no le va a dar. Mientras, la UABC tiene gravísimos problemas en sus finanzas.

Mañana jueves (hoy), el rector convocó a una marcha en la capital del estado, en Mexicali. Personal de todo el estado se traslada para unirse al contingente que marchará.

Esto tiene sus “bemoles” porque se pretende que marchen 35 mil personas. Y pudieran meterse grupos antagónicos al gobierno federal y estatal, los que infiltrados puedan usar la marcha para su beneficio y dañar con ello el prestigio de la máxima casa de estudios del estado. Es un riesgo que el rector Valdez está corriendo ante la desesperada situación.

Los alumnos y los empleados, todos, los pensionados, están en peligro de quedarse sin clases, sin salarios. Son miles de personas, cientos y cientos de familias. Cadenas de consumo que se quebrantan. Y parece que a nadie le importan.

Bien por el rector Valdez que corre el riesgo y se une a todas las demás universidades del país, dentro de las cuales hay algunas que ya están por cerrar y que no pagan salarios desde agosto. Su situación es aberrante, desesperada.

Por eso van al paro, para exigirle de alguna manera al gobierno federal que ayude y entre en auxilio inmediato.

El secretario general de la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios (CONTU), Enrique Levet Gorospe, declaró que el problema se resolvería si el gobierno federal entregara recursos adicionales a las universidades.

“Las autoridades de las universidades les están diciendo a los trabajadores que a partir de tal quincena no se les va a pagar porque no alcanzan los recursos. No queremos hacer paros pero no vemos claro que haya una solución a los problemas y no vamos a dejar que el agua nos llegue al cuello como el año pasado”. (Fuente: El Universal. 9/10/19)

Además, confirmó que este 28 y 29 de octubre se celebrará la Convención Nacional de universidades con la participación de ANUIES, ASF, CONAGO y cámaras de Diputados y Senadores.

Y es que las universidades se han unido para manifestar un rechazo a las políticas de restricción presupuestal que el Gobierno Federal pretende imponer a las instituciones públicas de educación superior.

Por ello hoy se ha llevado a cabo el “Movimiento Nacional en Defensa de la Universidad Pública Mexicana”, manifestó el secretario general de la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios (CONTU), Enrique Levet Gorozpe.

Mientras tanto, nuestro “querido” presidente manifestó su posición y afirmó que les otorgará el incremento inflacionario y aseguró que no aceptará chantajes ni grupos de presión.

“Si no se tiene la razón, aunque se pare el país, porque si no, vamos a estar a expensas de chantajes y nunca van a cambiar las cosas. Ahora sí hay justicia, sí, sin duda. Si es una petición justa, se tiene que responder… La autonomía no puede utilizarse para hacer una mala administración de los dineros del presupuesto”, señaló.

Parece que a nuestro “querido” presidente no le inmuta nada y piensa que los estudiantes y las universidades del país, los jubilados y toda la cadena de consumo pueden pararse. No los ve, como ve a los “ninis”, a los “viejitos” y a los centroamericanos, a los que sí ayuda.

¡No ve por las necesidades de las universidades existentes y pretender crear nuevas! Aberrante y paradójico. ¿Será que en eso consiste también la transformación que pretendería?

¿Que todo lo anterior se vaya al diablo y entonces crear nuevas instituciones a la de me canso ganso? Ese parece ser El Meollo del Asunto.