En la Hoguera

El miedo no anda en burro… Si algo ha caracterizado a los diputados federales en la actual legislatura, es que no se ponen de acuerdo para nada, pero el martes sí que se pusieron de acuerdo y más rápido de lo que se piensa.

Y es que la noticia de que manifestantes de la CNTE cerrarían los accesos y salidas de San Lázaro, causó tal temor entre los legisladores, que todos, absolutamente todos, acordaron precipitar el cierre de la sesión y abandonaron el recinto casi corriendo.

Aun cuando la presidenta de la Mesa Directiva, Laura Rojas, y el presidente de la Jucopo, Mario Delgado, afirmaron que la sesión concluyó conforme a lo previsto, la verdad fue muy diferente.

A Dios rogando y con el mazo dando… Tal como lo adelantamos, la atención de los operadores económicos del gobierno amañecido respecto al paquete económico federal propuesto el pasado domingo, se centrarán en las aportaciones y participaciones que se entregan a las entidades federativas.

Ayer, el desgobernador amenazó que de concretarse los planteamientos contenidos en el documento elaborado por el Gobierno Federal, nuestro estado se desligaría del Pacto Federal, en lo que se refiere a la coordinación fiscal.

Javier Corral dijo que de no favorecerse el desarrollo regional y las aportaciones para los estados en el Presupuesto de Egresos, lo más conveniente sería que los gobiernos estatales con el suficiente PIB se separen del Pacto Federal. Una pataleta más del desgobernador porque no se le cumplen sus caprichitos.

Cría cuervos y te sacarán los ojos… El coordinador del grupo parlamentario del PAN, Fernando Álvarez Monje, anda que no lo calienta ni el sol, pues tras la operación política para arrebatarle la presidencia de la mesa directiva del legislativo a Morena, ya se hacía con la coordinación de la Jucopo, pero no contaba con la traición de uno de los diputados ‘a modo’.

Aunque todo indicaba que era cuestión de trámite entregar la representación de dicho grupo a los panistas, no previeron que el PRI, el PT y Morena, harían alianza para dejar a Rubén Aguilar en el encargo, quitándole la capacidad de operación política a Palacio que ya se jactaba de recuperar el control del Legislativo local.

Si antes era muy complicado sacar los acuerdos necesarios en los asuntos sensibles, ahora, seguramente será poco menos que imposible desahogar la agenda legislativa sin problemas.

La unión hace la fuerza… Como es su costumbre, la mayoría panista en el Congreso local intentó dar un ‘albazo’ a las otras bancadas a través de un punto de acuerdo presentado por el presidente de la Mesa Directiva, René Frías, en el cual se declaraba como presidente de la Jucopo al coordinador del grupo parlamentario del PAN, Fernando Álvarez Monje, pese a que el lunes los diputados eligieron Rubén Aguilar.

El problema se centra en dos cuestiones sobre interpretaciones de la Ley Orgánica del Poder Legislativo, pues PT, Morena, PRI y PVEM consideran que los votos de los legisladores del extinto PES no deben contar porque la ley establece que solamente los partidos pueden formar una fracción parlamentaria y además rechazan el voto del diputado René Frías.

Y sigue la mata dando… Por su parte, los diputados del grupo contrario aseguran que los votos del PES deben contar, porque la pérdida del registro no los obliga a dejar de constituirse como una fracción parlamentaria.

Aseguran que René Frías puede votar porque es la única representación del Partido Nueva Alianza en el Congreso del Estado, a pesar de que dentro de la ley orgánica se establece que el presidente de la mesa directiva no cuenta con voto al interior de la Jucopo.

A otro perro con ese hueso… Que los diputados de Morena no respetan los acuerdos tomados en el Congreso del Estado, aseguró la líder estatal del PAN, Rocío Reza Gallegos, quien agregó que la Constitución del Estado y la Ley Orgánica del Poder Legislativo disponen que la presidencia de la Jucopo corresponde a la primera o segunda fuerza política de manera prioritaria, cosa que no se respetó al someter en primer término a votación a Rubén Aguilar, pues debió ser el coordinador del  PAN.

Señaló que lo ocurrido en el Congreso refleja el bajo quehacer político de Morena, PT y PRI que buscan crear un clima de inestabilidad de la actual legislatura.

Llama la atención que Reza Gallegos defiende a capa y espada el entramado que prentende hacer el desgobernador, pero que ella misma y su partido se pronunciaron en contra cuando se quiso hacer una acción similar en la Cámara de Diputados.

Por las vísperas se conocen los días… Si al interior de Morena se ‘dan con todo’ ante la renovación de las dirigencias nacional y estatales, en el PRI ‘no cantan mal las rancheras’ en la definición de la estrategia política que instrumentarán de frente al proceso electoral del 2021.

Como se sabe, el dirigente estatal del tricolor, Omar Bazán Flores, se considera como el perfil idóneo para abanderar la candidatura a la gubernatura, luego de que se la jugara ‘con todo’ a favor del actual líder nacional, Alejandro ‘Alito’ Moreno.

Sin embargo, son otros los intereses de la secretaria de Acción Electoral del CEN priista, Graciela ‘Chela’ Ortiz, de quien se dice en breve tratará de ‘convencer’ al diputado local de que se ‘baje’ de la contienda local porque la operación política del CEN será a favor de Alejandro Cano Ricaud.

El que la hace la paga… Aunque los líderes locales de Morena están inmersos en una guerra sin cuartel, la realidad del ‘pejepartido’ en la entidad es que está tan descuidado, que difícilmente podrá repetir la arrolladora victoria del 2018 en el estado, de acuerdo a los propios militantes.

Tras una revisión en campo respecto a los militantes que tendrían derecho al voto para elegir a los consejeros estatales y a los candidatos a la dirigencia estatal, se encontraron con la sorpresa de que la mayoría de ellos ya no habita los domicilios declarados en el padrón o ya no quieren nada con el partido de López Obrador.

Dicen que es tan grave la situación en el ‘pejepartido’, que se estima que solamente el 25% de los militantes incluidos en el padrón oficial realmente participarán del proceso interno, por lo que los grupúsculos que se formaron en el partido, lo colocan ya en similitud con los partidos señalados como la ‘mafia del poder’.

No hay peor lucha que la que no se hace… En medio del conflicto político por el que atraviesa el Congreso del Estado, el coordinador del desaparecido PES, Misael Máynez Cano, presentó un posicionamiento ante el pleno para defender su decisión de seguir siendo considerados como un grupo parlamentario.

Argumentó que la integración de los grupos parlamentarios se dio antes de la declaratoria de pérdida de registro del partido y aplicar de forma retroactiva algunos preceptos de la Ley Orgánica del Congreso, representaría una flagrante violación a sus derechos humanos y dejaría sin representación a los ciudadanos que en su momento votaron por el partido que perdió el registro.

Lo que no mencionó el controvertido legislador es que aparentemente existe un acuerdo de su bancada con Palacio para atender los intereses del desgobernador en las votaciones del ‘rebaño del Señor’ que él mismo lidera.