Latosos de chicos, exitosos de grandes

Agustine Pimentel.- Una de las cosas más importantes es el cuidado de nuestros hijos, quienes a veces pueden ser algo muy fuerte en el sentido de su comportamiento. Pueden ser rebeldes, contestones y cuestionar todo lo que les pedimos hacer.

Pero, los padres que están cerca del punto de quiebre, pueden tomar un respiro al saber que el jovencito (o jovencita) probablemente crecerá y ganará más que sus compañeros bien portados, según sugiere un estudio de psicología que fue expuesto en “Development Psycology”.

Investigadores con la Universidad de Luxemburgo, la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign y la Free University en Berlín han hecho un estudio que acumuló datos de 745 personas en Luxemburgo de personas entre los 12 y 52 años.

Estos investigadores descubrieron que aquellos que de niños desafiaron a la autoridad tienden a tener mayores ingresos como adultos.

En el lenguaje científico, el desafío a la autoridad parental fue el mejor predictor no cognitivo de ingresos mayores después de considerar el coeficiente intelectual, estatus socio-económico y nivel educativo. 

Se tiene que decir que este estudio fue basado en el éxito ocupacional usando un índice creado por los investigadores, el cual clasifica las carreras basado en prestigio y estatus socio-económico. Los investigadores tienen varias teorías de cómo llegó esto a ser y puede ser que algunas tengan la razón del porqué este estudio arrojó estos resultados.

Una teoría es que las personas que desafían la autoridad son más agresivas en las negociaciones de salarios y aumentos salariales y que pueden ser prósperos en situaciones de competencia, en relación con sus colegas.

Otra teoría es que estas personas están más dispuestas a violar la ley o por lo menos tener un comportamiento dudoso para aumentar sus ingresos.

Estas dos teorías aún  tienen que ser cuantificadas para poder tener un mejor entendimiento sobre qué lleva a la gente a tomar decisiones que afecten positivamente sus ingresos.

La pregunta más fuerte para todos nosotros es ¿Qué clase de personas van a ser nuestros hijos y qué les vamos a enseñar para que ellos puedan triunfar en la vida?

¡Esto tal vez no nos pegue en el bolsillo ahorita, pero en el futuro es probable que sí!

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.