Imprimir esta página

Morena, ¿receptáculo de simulación?

Candelario González Villa.- Con el triunfo electoral de Andrés Manuel López Obrador y por ende de su partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), al día de hoy sale a la luz de la opinión pública la inconformidad interna que existe en el instituto político, por lo menos en nuestro estado de Chihuahua y no se diga en nuestra querida Ciudad Juárez.

Desde el registro mismo del partido surgieron los primeros brotes de inconformidad en contra de personajes que buscaron apropiarse de la dirigencia estatal y de los comités municipales, tal como sucedió, cuando la simulación y las ambiciones perversas de un grupúsculo familiar se apoderaron del partido con el beneplácito de personalidades del Comité Ejecutivo Nacional.

Por lo menos en Chihuahua, el triunfo obtenido no es trabajo partidista, es una manifestación del pueblo, pues el instituto político por sí mismo es un ilustre desconocido debido al aislamiento al que lo tiene sometido el “superdelegado” Juan Carlos Loera De la Rosa con sus incondicionales, ahora empoderados en diputaciones locales y federales y no se diga en la burocracia federal.

Al ser nombrada la señora Yeidckol Polevnsky como presidenta nacional de Morena, llegó con su política “contestataria” solamente para agudizar la inconformidad de la militancia. Yeidckol, fémina irreverente, en su pragmatismo exhibe su priismo formativo.

Si de cultura política se trata, tuvo la desfachatez de minimizar y ridiculizar a la militancia del partido y hacer señalamientos ofensivos a los fundadores del movimiento, a esa gente que dedicó tiempo y esfuerzo para sostener y fortalecer su fe en Andrés Manuel.

Hoy a la señora, en claro ejemplo de su pragmatismo, considera que la militancia y el partido son de su propiedad y la conciencia de la ciudadanía es la receptora de sus desviaciones de carácter ético y moral.

Para darnos una idea del desorden que prevalece en Morena, les transcribo unas declaraciones de la vicepresidenta de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, la morenista Dolores Padierna.

Esto lo dijo después que legisladores de Morena confirmaron que desde su último congreso extraordinario, realizado en agosto pasado, no han sido convocados a actividad alguna del partido ya que la mayoría de los cuadros que integraban la dirigencia nacional y algunos de los “liderazgos” estatales se han enfocado más en sus funciones como servidores públicos o como representantes populares en distintos órganos.

“No ha habido actividades del partido porque se ha dado prioridad a la constitución del gobierno y de las cámaras, así como a la revisión de los estados y su ubicación. Ahorita hay otras prioridades; ya vendrá la convocatoria a reuniones de partido, la cual debe emitir la presidenta nacional”, explicó. ¡Qué barbaridad de la señora Padierna de Bejarano!

Pero las cosas no paran ahí. La señora Padierna le da vuelo a la hilacha en su concepción de partido, al afirmar que éste es un apéndice de los imprescindibles guías, hoy diputados, senadores y la nueva burocracia. ¡Faltaba más!

Doña Dolores expone que la señora Yeidckol tiene facultades para designar a quienes encabecen las instancias vacantes, incluidos los líderes en algunos estados, pero ha preferido esperar. En cambio, aseguró que ha comenzado a reunirse con militantes en las entidades donde habrá elecciones este año.

Efectivamente, Yeidckol se está reuniendo con empresarios y priistas. ¡Qué cinismo! Lo que tanto critican de otros partidos lo tienen en su espíritu autoritario y ahora, en el partido a nivel nacional, preparan un centralismo partidista. Y no se diga lo que pasa a nivel local con la soberbia y la simulación del clan Loera De la Rosa.

¡Ver para creer! “El poder es para poder”, para envolver, para simular y para empoderar. ¡Faltaba más!

 

 

Morena, ¿receptáculo de simulación?
Logo
Imprimir esta página

Morena, ¿receptáculo de simulación?

Candelario González Villa.- Con el triunfo electoral de Andrés Manuel López Obrador y por ende de su partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), al día de hoy sale a la luz de la opinión pública la inconformidad interna que existe en el instituto político, por lo menos en nuestro estado de Chihuahua y no se diga en nuestra querida Ciudad Juárez.

Desde el registro mismo del partido surgieron los primeros brotes de inconformidad en contra de personajes que buscaron apropiarse de la dirigencia estatal y de los comités municipales, tal como sucedió, cuando la simulación y las ambiciones perversas de un grupúsculo familiar se apoderaron del partido con el beneplácito de personalidades del Comité Ejecutivo Nacional.

Por lo menos en Chihuahua, el triunfo obtenido no es trabajo partidista, es una manifestación del pueblo, pues el instituto político por sí mismo es un ilustre desconocido debido al aislamiento al que lo tiene sometido el “superdelegado” Juan Carlos Loera De la Rosa con sus incondicionales, ahora empoderados en diputaciones locales y federales y no se diga en la burocracia federal.

Al ser nombrada la señora Yeidckol Polevnsky como presidenta nacional de Morena, llegó con su política “contestataria” solamente para agudizar la inconformidad de la militancia. Yeidckol, fémina irreverente, en su pragmatismo exhibe su priismo formativo.

Si de cultura política se trata, tuvo la desfachatez de minimizar y ridiculizar a la militancia del partido y hacer señalamientos ofensivos a los fundadores del movimiento, a esa gente que dedicó tiempo y esfuerzo para sostener y fortalecer su fe en Andrés Manuel.

Hoy a la señora, en claro ejemplo de su pragmatismo, considera que la militancia y el partido son de su propiedad y la conciencia de la ciudadanía es la receptora de sus desviaciones de carácter ético y moral.

Para darnos una idea del desorden que prevalece en Morena, les transcribo unas declaraciones de la vicepresidenta de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, la morenista Dolores Padierna.

Esto lo dijo después que legisladores de Morena confirmaron que desde su último congreso extraordinario, realizado en agosto pasado, no han sido convocados a actividad alguna del partido ya que la mayoría de los cuadros que integraban la dirigencia nacional y algunos de los “liderazgos” estatales se han enfocado más en sus funciones como servidores públicos o como representantes populares en distintos órganos.

“No ha habido actividades del partido porque se ha dado prioridad a la constitución del gobierno y de las cámaras, así como a la revisión de los estados y su ubicación. Ahorita hay otras prioridades; ya vendrá la convocatoria a reuniones de partido, la cual debe emitir la presidenta nacional”, explicó. ¡Qué barbaridad de la señora Padierna de Bejarano!

Pero las cosas no paran ahí. La señora Padierna le da vuelo a la hilacha en su concepción de partido, al afirmar que éste es un apéndice de los imprescindibles guías, hoy diputados, senadores y la nueva burocracia. ¡Faltaba más!

Doña Dolores expone que la señora Yeidckol tiene facultades para designar a quienes encabecen las instancias vacantes, incluidos los líderes en algunos estados, pero ha preferido esperar. En cambio, aseguró que ha comenzado a reunirse con militantes en las entidades donde habrá elecciones este año.

Efectivamente, Yeidckol se está reuniendo con empresarios y priistas. ¡Qué cinismo! Lo que tanto critican de otros partidos lo tienen en su espíritu autoritario y ahora, en el partido a nivel nacional, preparan un centralismo partidista. Y no se diga lo que pasa a nivel local con la soberbia y la simulación del clan Loera De la Rosa.

¡Ver para creer! “El poder es para poder”, para envolver, para simular y para empoderar. ¡Faltaba más!

 

 

Publicaciones Graficas Rafime S. de R. L. (JMB)