Breezy

8°C

Breezy

Clima:

El Gran Maestro de la Nación

Jesús Mil Veces.- En el Pizarrón electrónico del celular encontré esta “orden de trabajo” del Club de Prensa, TV, ATM:

“Jesús Mil Veces. Se dice que a los presidentes les confieren el grado 33 de Gran Maestro aun no siendo iniciados, siempre y acepten, como fueron los casos de Fox y Calderón. Entreviste a algún ‘Albañil’ para que opine sobre AMLO. Vaya con F. Martínez de Ópticas Villarreal o con el Dr. Rafael Cataño al Centro Médico, o con Alfredo Villegas Sifuentes, taxista del Sitio Río Grande Mall, de Vicente Guerrero y López Mateos”.

Respuesta: En la óptica y Centro Médico no los encontré; parece que andan en “Pasos Perdidos” o viven “en sueños”. Pero ya había platicado con el taxista Villegas desde que solicitó ingresar al Club de Prensa, antes de la toma de posesión, y esta es su posición:

Un Gobernante es el Gran Maestro de la nación. El nuevo mandatario que tendremos, como juarista que se dice ser, tendrá presente la frase de Juárez “El respeto al Derecho ajeno es la paz”.

Ese Derecho es la Constitución y el nuevo Presidente lo es por la vía constitucional. Si a él se le respetó su derecho a tomar posesión, respetará el derecho de cada quien: Legislativo, Judicial, soberanía de los estados, etcétera.

Como Gran Maestro tendrá presente al menos tres principios de conducta a seguir, de un Código que debe conocer:

3- HAZ EL BIEN Y DEJA HABLAR A LOS HOMBRES.

Lo tendrá presente cuando se moleste por alguna información u opinión que no le favorezca y se abstendrá de coartar la libertad de expresión.

5- HAZ EL BIEN POR EL BIEN MISMO.

Se abstendrá de hacer el bien que considere a su gusto personal para privilegiar el bien que favorezca al pueblo.

9- NO ADULES A TU PRÓJIMO, PORQUE ES TRAICIÓN.

Como buen Maestro será sincero y se abstendrá de adular al pueblo.

Respecto a las religiones el Gobernante tendrá la que acomode a su conciencia, pero no la practicará públicamente por el principio Juarista: “Un Gobierno Civil no debe tener religión, porque teniendo una no garantiza la libertad de cultos de las demás religiones”.

“Le deseamos una exitosa administración pública, para bien de México”.