Breezy

8°C

Breezy

Clima:

Una mujer llevará las riendas de la Ciudad de México

Edna Alcántara.- La activista, científica y académica Claudia Sheinbaum asumió ayer el cargo de jefa de Gobierno de la Ciudad de México para los siguientes seis años, con grandes retos como inseguridad, corrupción, impunidad, problemas de movilidad y ordenamiento urbano.

Sheinbaum, una doctora en Ingeniería Energética de 56 años y la primera mujer elegida para gobernar la capital del país, tomó protesta este miércoles en el Congreso de la Ciudad de México.

En la ceremonia le acompañaron el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, los 66 legisladores locales y los 16 alcaldes que gobiernan las alcaldías de la capital.

“Es para mí un honor y un orgullo tomar protesta como jefa de Gobierno de la Ciudad de México, ciudad de historia milenaria”, fueron las primeras palabras de Sheinbaum, al rendir protesta.

La jefa de Gobierno replanteó la agenda de trabajo prometida en campaña, luego de obtener en las pasadas elecciones del 1 de julio un total de 2.5 millones de votos a favor de los casi 5.4 millones que se depositaron en las urnas para el cargo.

La mandataria local dijo que trabajará para garantizar a los ciudadanos sus derechos, entre ellos inversiones para desarrollo urbano incluyente, derecho a espacio público, medio ambiente sano, cultura y deporte.

Añadió que procurará proporcionar derechos al agua, al saneamiento, a la movilidad sustentable, a la prevención, a la reconstrucción digna y a una ciudad segura con justicia y libertad de expresión, a una democracia participativa y a derechos plenos para mujeres, discapacitados, pueblos originarios y la comunidad lésbico, gay, bisexual, transgéneros, travestis, transexuales e intersexuales.

“Trabajaré con energía para erradicar la violencia de género. Tener acciones educativas para prevenir el embarazo adolescente y promover la inserción económica de mujeres”, apuntó.

Anunció que a partir del próximo año impulsará un programa para crear 300 centros comunitarios en zonas donde ahora no hay acceso a la cultura y el deporte, con la intención de reducir la delincuencia.

“Una artista más, un estudiante más, es un delincuente menos”, afirmó.

En su plan de trabajo, Sheinbaum mencionó que una de las prioridades será atender a las familias damnificadas del sismo de magnitud 7.1 que afectó en septiembre de 2017 el centro y sur del país.

Durante la administración pasada “se terminó en convertir a damnificados en deudores de la banca”, por lo que ahora todos recibirán apoyos directos para la reconstrucción, prometió.

En materia ambiental y sustentabilidad, señaló que llevará a cabo una reforestación y restauración de bosques en ejidos y producción sustentable en zonas agrícolas.

De igual forma, anunció la desaparición del cuerpo policial de granaderos en la capital mexicana, acorde con la política de López Obrador de “nunca utilizar a las Fuerzas Armadas para reprimir al pueblo”.

“La Policía está para cuidar al pueblo, no se requieren cuerpos para reprimirlo, a partir de ahora inicia el proceso de transición”, enfatizó al detallar que ese cuerpo policial formará parte de otros agrupamientos o de otro nuevo que ayudará a la ciudadanía en tareas de protección civil.

La alcaldesa de la Ciudad de México recorrió este miércoles las principales calles del centro histórico capitalino, donde fue ovacionada por mujeres, hombres y niños que encontró a su paso y que le hicieron peticiones, principalmente referentes a espacios públicos, agua o vivienda.

Sheinbaum se desempeñó como secretaria de Medio Ambiente cuando López Obrador gobernó la capital del país (2000-2005), y en los últimos tres años fue jefa de la delegación Tlalpan, en el sur de la ciudad.

El triunfo de Sheinbaum también representó la primera derrota para el Partido de la Revolución Democrática, en la capital mexicana desde 1997.

La gobernante local estará arropada por un Congreso cuya mayoría cuenta con casi la mitad de legisladores del Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Con casi 8.9 millones de habitantes, la Ciudad de México, “por sus características de gran hacinamiento, enfrenta problemas que deberán de solucionarse con medidas inteligentes, y creo que uno de los más importantes sería el combatir la inseguridad”, dijo el politólogo mexicano Enrique Villarreal.