Cloudy

9°C

Cloudy

Clima:

En la Hoguera

Les dieron jarabe de pico… Los gobiernos de diversos estados del país, entre ellos Chihuahua, no cumplieron con su compromiso de elaborar un diagnóstico y luego un programa para fortalecer el respeto a los derechos humanos.

Según un reporte de la Secretaría de Gobernación, los mandatarios de Chihuahua Sinaloa, Guanajuato, Morelos, Colima, Nuevo León, Sonora, Aguascalientes, Campeche, Chiapas y Yucatán fallaron con el compromiso que adquirieron durante una reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores.

Según el profesor investigador del Tecnológico de Monterrey, “los gobiernos de los estados que no tienen diagnóstico ni programa de derechos humanos están controlados por el crimen organizado, no por los gobernadores”, sostuvo el doctor en ciencia política por la UNAM, y en historia de las ideas políticas por la Universidad de Turín.

El interés tiene pies… En los próximos días se habrá de confirmar la salida del secretario de Desarrollo Social en el gobierno amañecido, Víctor Quintana Silveyra, quien no pierde la esperanza de que “su amigo” Andrés Manuel lo invite a sumarse al Gobierno Federal a partir de diciembre próximo.

Su salida confirmaría también el marcado distanciamiento entre el integrante de la “izquierda” y el gobernador, quien no pudo ocultar su molestia por la presencia del secretario en la Torre Legislativa durante la toma de protesta del controvertido secretario de Asuntos Interinstitucionales, Omar Holguín, pues según nos comentan, Quintana Silveyra no le avisó al mandatario que acudiría al evento.

Poco le importan ya a Quintana los reclamos que le pudiese realizar Javier Corral, pues defintivamente su mira está puesta en un cargo federal.

Se duermen en sus laureles… Los futuros “servidores federales” que habrán de coordinar los programas de la propuesta Secretaría del Bienestar, sucesora de la de Desarrollo Social, se han visto más que lentos en el levantamiento de los censos respectivos para la identificación de las acciones de Andrés Manuel López Obrador a favor de los grupos en condiciones de vulnerabilidad social.

Aunque de facto ya empezó la operación del gobierno federal que asumirá en diciembre próximo, ni en Juárez, en Chihuahua, Cuauhtémoc, Parral o Guachochi, se ha visto la actividad de quienes habrán de encausar los recursos públicos que se destinarán para el apoyo de estos sectores de la población.

Para la muestra un botón… Como señal de que dicho censo no avanza en nuestro estado, la responsable del mismo en esta frontera, Elizabeth Guzmán, está más ocupada en difundir su vida social que en definir la logística que responda a las interrogantes que la estrategia de gobierno ha despertado entre la sociedad.

Y es que a estas alturas, los interesados desconocen a qué teléfonos se podrán dirigir para preguntar por el dichoso censo, de dónde saldrá el presupuesto para el pago a los denominados “servidores de la nación”, cuándo empezarían a realizarlo y si entran de una vez todos a los diferentes programas o si será por etapas. A estas preguntas no hay respuestas.

Divide y vencerás… Fuentes al interior del PAN nos comentan que el registro de la exdiputada federal Cristina Jiménez como aspirante a la dirigencia estatal del partido, puede ser parte de una maniobra de la “bendecida” de Palacio, Rocío Reza Gallegos, para pulverizar el voto.

Según el análisis que nos comparten, la comadre de Javier Corral tendría como objetivo restarle votación a quien ha sido identificado como un opositor a la línea marcada por el góber y de esa manera, beneficiar la candidatura de la polémica exsecretaria de Desarrollo Municipal, conocida como “Lady Moches”.

Esta situación empieza a derivar en un desencanto en los panistas que habían visto en Jiménez la oportunidad de que se lleve a cabo un verdadero cambio en el PAN, por lo que se le augura un futuro poco prometedor al blanquiazul en el corto plazo.

Las comparaciones son odiosas… Los operadores políticos del gobierno amañecido filtraron los resultados del análisis de organismos de la sociedad civil que evalúan el desempeño de los agentes del ministerio público en el país y la atención a las denuncias que se derivan por la comisión de delitos del fuero común.

La intención de quienes hicieron llegar los datos a los medios de comunicación era resaltar el trabajo que se lleva a cabo en nuestro estado, pues el informe señala que la FGE ocupa el segundo lugar nacional en lo referente a la atención al delito.

Lo cierto es que nuestras autoridades han perdido toda credibilidad ante la ciudadanía, pues el mismo estudio señala que del porcentaje de presuntos delincuentes, ni siquiera el 10% llega a pisar la cárcel debido a la ineptitud de las mismas, mientras en el 2015, durante la gestión de César Duarte, la cifra llegaba al 50%. La cifra habla por sí sola.

Según el sapo es la pedrada… La actuación del inmaculado gobierno amañecido para atajar los actos de corrupción que se presentan en sus dependencias, resulta por demás sospechosa y criminal ante la falta de acciones contundentes que inhiban los actos irregulares de los actuales servidores públicos.

Aunque actualmente el llamado “enfermero de la muerte” compurga una sentencia por el homicidio de una mujer a la que defraudó por la venta de una plaza en el IMSS, en el caso de los Servicios Estatales de Salud se han hecho de la “vista gorda” ante las denuncias que pesan sobre Gerardo Enrique Tiscareño por una práctica similar en el ámbito estatal.

Nos cuentan que las denuncias en contra de Tiscareño avanzan a paso de tortuga permitiendo un alto grado de impunidad en perjuicio de las no muy pocas víctimas de este defraudador. Se dice que Tiscareño es solo la cabeza visible de toda una banda que opera al interior de los SES que se dedica a la venta de plazas bajo la complacencia de sus superiores.

Todo cae por su propio peso… Los habitantes de la capital empiezan a mostrar su rechazo por el nombramiento de Javier Palacio Reyes al frente de la Policía Vial de la CES, por la serie de atropellos en perjuicio de la población en general.

Primero fue la instalación desmedida de retenes, incluso en las inmediaciones de la ExpoGan, donde los malos elementos hacen su agosto y después, asumir una política del avestruz al negarse a la atención regular de los chihuahuenses bajo el argumento de que el funcionario desahoga una agenda muy “estresante”.

Y aún hay más… Nos dicen que para hacerle llegar quejas por la deficiente señalización que prevalece en las calles de Chihuahua capital, las personas deben esperar a que Javier Palacio Reyes se digne a hacerles un espacio en su apretada agenda, que de acuerdo a sus propias publicaciones en redes, se ha concentrado en realizar visitas sociales a sus cercanos en la capital.

Es tal el rechazo que se ha ganado el ahijado político de Ramón Galindo, que afirman que lo mandaron de Juárez para desquitarse de los chihuahuitas.