Partly Cloudy

30°C

Partly Cloudy

Clima:

La amnistía, un arcoiris con muchas tonalidades

Dr. Fernando Antonio Herrera Martínez.- Si seguimos la ley del talión, de ojo por ojo y diente por diente, nos vamos a quedar todos chimuelos y tuertos, dijo López Obrador en Ciudad Juárez cuando habló del perdón, aunque dijo que no al olvido. Luego remachó con la amnistía de la que señaló que revisarán todas las posibilidades.

De paso dejó en claro que la violencia no se combate con violencia, dejando ahí la interrogante sobre cómo habría que enfrentar a las bandas del crimen organizado.

Campesinos

Los que siembran amapola en la Sierra son campesinos que lo han hecho toda la vida. Se dice que no saben hacer otra cosa, lo cual, obvio, no puede ser cierto, lo que pueda ser es que sus lomas o cerros no sean propicios para otro tipo de sembradíos. Sin embargo, la idea suena inocente. Otra idea sería que a esos campesinos les obliguen, en su pobreza, a sembrar y a medio vivir de esa planta. La amnistía para este tipo de gente es necesaria, sobre todo para la que esté encarcelada.

Chavalos

La gente joven, de las escuelas, de los barrios pobres, de las ciudades que cayó en el narcomenudeo y que fue apresada, y está purgando condena, puede ser amnistiada; de lo contrario se corre el elevado riesgo de que salgan graduados de la cárcel, pero en el perfeccionamiento de los delitos.

Mulas

Hay mujeres que purgan condena porque fueron a llevar droga a sus parejas a la cárcel, sea que la llevaran entre la comida o metida entre sus partes nobles, pero terminaron presas. La pregunta es: ¿Esa gente debe estar en la cárcel? ¿Merecen una oportunidad?

Empaque

Muchas personas son enganchadas para un empleo y de pronto se ven sometidas en bodegas, en donde empaquetan la droga; luego mediante amenazas, a ellos y a sus familias, los obligan a regresar cada día a desempeñar ese trabajo. ¿Amnistía? Claro que debe revisarse esa posibilidad.

Planchadito

Lo que despierta dudas es eso de que la violencia no se combate con violencia, de ahí que surjan ideas tan locas como el potencial reparto de territorios entre las bandas de delincuentes o la exigencia por parte de las autoridades a los delincuentes para que hagan sus fechorías sin que haya muertos, por lo menos en la vía pública; es decir, habría puros desaparecidos.

¿Podría el Estado mexicano exigir que no haya peleas entre las bandas de criminales? ¿Lograr que se porten bien? Porque lo otro sería terminar con la producción y venta de drogas, lo cual a ojos de todos resultaría imposible.

A cooperar

Me quedan pocos días de altos a medias, poco tiempo para una que otra vuelta prohibida en la pick up, también poco tiempo para correr por encima de los límites permitidos, solo por señalar algunas de las fechorías que cotidianamente puedo cometer. A partir del día primero de diciembre colaboraré no haciéndolo más. ¿Todos los mexicanos haremos nuestra parte?

Está en chino

Para que se termine la corrupción no encuentro cómo le van a hacer, no me queda claro cómo evitar que un agente de tránsito muerda, ni un guardia de la Aduana deje de pedir dinero por dejarte pasar. Tampoco encuentro la manera en la que van a erradicar la corrupción en los municipios que por cada obra que licitan piden porcentaje. Por cierto, la obra se hace bien, lo único que pasa es que el constructor gana un poco menos por el moche al que se le obliga.

Modelos

No existe país en el mundo en donde no haya venta de droga, aunque sí los hay en donde su venta y distribución no causa problemas entre su sociedad, así que habrá que ir a que nos den la receta. Vale lo escrito en el sentido de que los problemas en algunos países no son tan relevantes ni sangrientos como en el nuestro.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.