Mostly Cloudy

23°C

Mostly Cloudy

Clima:

Mencionando el 10 de mayo, sin agraviar

Marcos Aldana Aguirre.- “El Espejo Enterrado” de Carlos Fuentes, es libro de 256 páginas tamaño carta muy documentado del mundo hispano desde el Descubrimiento de América hasta nuestros días, pero tiene un descuidado párrafo, reflejo de que el autor no supo bien lo que sucedía en su patria respecto a la Revolución.

Dicho a propósito del 10 de mayo, sin alusión a la mamá de nadie, sino a la Toma de Ciudad Juárez. El párrafo dice:

“La Revolución Mexicana fue, en realidad, 2 revoluciones. La 1ª la encabezaron los jefes guerrilleros populares, Pancho Villa en el norte y Emiliano Zapata en el sur. Sus metas eran la justicia social basada en el gobierno local. La 2ª fue dirigida por profesionistas, intelectuales y rancheros…”

Pudieran ser los reclamos de Zapata uno de los inicios de la Revolución, pero cuando Madero llegó a Chihuahua, Villa fue incorporado a la Revolución, y los caudillos del estado ya peleaban: los Orozco, los Herrera, Macedonio A. Hernández, J. Trinidad Rodríguez, Guillermo Baca, Toribio Ortega, etc.

Si las ideas son la revolución, el iniciador fue Madero. Si no bastaren sus ideas, fue Carranza quien plasmó en la Constitución los reclamos. Así que, corrigiendo ese párrafo, quedaría así:

“La Revolución Mexicana fue, en realidad, 2 revoluciones. La 1ª la encabezó Madero, la 2ª Carranza”. Y para no dejar fuera a Pancho, se agregaría:

“La lucha de Villa fue, en realidad, 2 luchas. La 1ª con la Revolución para derrocar a Huerta, y la 2ª contra la Revolución para impedir que llegara al poder Carranza”. Y si se quiere agregar una Lucha más, habría que incluir a doña Luz Corral de Villa, mujer luchista: vendía cuanto objeto decía haber pertenecido a su viejo.

Mas como está el párrafo está el capítulo, mejor dejarlo así. Pese a ello el libro es ameno y recomendable. Lo edita la SEP, Fondo de Cultura Económica.

El error no está en atribuirle a un caudillo o a otro ese inicio -Orozco, Villa, Madero, Carranza, Toribio Ortega, los hermanos Aquiles Serdán, Garibaldi-, sino a quien fue patrocinado para bloquear la consumación de la Revolución.

Y no es culpar a Pancho Villa, sino a las mañas del Tío Sam, acostumbrado a “sacrificar piezas para tenernos en jaque constante”. Provocó una agresión en la guerra por Texas, otra agresión para la Guerra contra México.

En abril de 1914 otra para invadir Veracruz. Aparentemente por un incidente baladí, pero con el fin de interceptar un barco que traía armas de Alemania para Huerta. En mayo 13 de 1942 quizás el buque petrolero Del Llano sí lo hundieron los submarinos nazis, pero si eso dio pie a que México abandonara su neutralidad y declarara la guerra a Alemania, pudo ser el Tío Sam. La mula no era arisca, pero la hicieron.

Afirman que así fue el ataque japonés de Pearl Harbor. ¿Por qué no habría de ser el ataque a Columbus, para pretextar entrar a México y durar casi un año supuestamente persiguiendo a Villa, pero cuidando de que Alemania no entrara por su frontera sur?

Mientras estuvo la Expedición Punitiva en Chihuahua, comandada por Pershing, Villa se mantuvo activo invadiendo la capital del estado: 15 de septiembre de 1916, octubre 23-27 y marzo 31 de 1917. Otras tantas en varios puntos. Destacan Camargo, 12 de diciembre de 1916. Parral, 12 de abril de 1916 y 8 de julio de 1917. En 1918 mientras estuvo en la 1ª Guerra EU, quedó en paz (¿falta de parque?), pero cuando regresó Pershing, Villa volvió a atacar Parral el 22 de abril de 1919.

El ofendido Tío Sam no se vengó de Villa, y cuando pudo hacerlo se le olvidó  Canutillo, donde el ahora hacendado hacía blanco a quien osara desafiar a su guardia personal. Y fueron dos o tres rancheros los que lo hicieron en Parral. (“Mi tío hizo lo que no pudieron 10 mil gringos”, bromeaba Jesús Soltero Lozoya cuando aportaba información para la biografía que le escribí. El popular “Gallito Madrugador” que se inició en XEJ y amplió su fama mundial en XELO, fue sobrino de Melitón Lozoya,  implicado en el atentado a Villa).

En las elecciones de hoy esa presencia es de Jorge Castañeda Gutman. Tiene derecho a representar a un candidato porque es mexicano, pero también estadounidense.

Para muestra de la intervención, Garibaldi, contratado por EU, fue el estratega de la Toma de Ciudad Juárez, aunque Orozco el Comandante. Pero a la fecha para quienes escriben de la Revolución, Carranza fue el villano y Villa… ya no.

Para ellos ofender su memoria es peor que para doña Irma ofender a San Lorencito. (Para Irma y para Adriana, las del Distrito Uno, para que no se sientan. Muchachas las dos).

PD: Lea próximamente “5 Batallas de Mayo”. Algo apasionante como “Las balaceras de mayo”. ¡De película! -Suscríbase a HOY para que no se la pierda.-