Sunny

41°C

Sunny

Clima:

¡Está usted detenido, señor presidente!

Marcos Barraza.- Parece ser que el niño maravilla Ricardo Anaya ha sido un hueso duro de roer, ya que las estrategias muy probadas del sistema para desprestigiar a sus opositores parecen fallar.

Al arrancar las elecciones del Estado de México, Josefina Vázquez Mota iniciaba como favorita en esa elección cuando la Procuraduría manifestó que la investigaban por un posible lavado de dinero, tráfico de influencias y desvío de recursos. Josefina se fue a pique hasta el cuarto lugar, al terminar las elecciones la PGR se olvidó del asunto porque no había sustento de juicio, pero el daño ya estaba hecho.

Con Anaya hicieron lo mismo, solo que de una manera más intensa, usaron a los mercenarios de El Universal para golpearlo de manera inusitada y nunca vista; Anaya se defendió y contraatacó a El Universal obteniendo una orden de un juez obligando a desmentirse al diario de circulación nacional.

De nuevo el sistema arremete contra Anaya inventando una supuesta complicidad en lavado de dinero, Anaya se defiende vigorosamente en redes, pero no solo eso, también va a la Procuraduría a exigir que aclaren la situación y la PGR difunde un video de esa visita a todas luces improcedente, ante lo cual Anaya se defiende de nuevo.

Las redes atacan a Anaya y los indecisos empiezan a dudar si votan por Anaya, pero comentaristas políticos e intelectuales firman una carta apoyando a Anaya y hoy se presenta un caso insólito y nunca visto en México.

Un candidato a la Presidencia amenaza al presidente con cárcel por corrupción y las redes revierten la posición que tenían con Anaya de caída, convirtiendo a Ricardo de villano a héroe.

Obrador ha estado manifestando que perdonará a los narcos ante el malestar de la gente de bien y ahora al perdonar a los priistas enoja a los que están hartos de la corrupción y de los errores de Peña Nieto.

En la “veda electoral” Anaya está creciendo en el conocimiento de la gente y en las próximas encuestas veremos si funcionaron las calumnias del gobierno contra este formidable opositor y lo sepulta como a Josefina o crece en las preferencias.

Meade comete el error de entrar en defensa de Peña Nieto en lugar de deslindarse de él como en otros sexenios lo hicieron los candidatos del PRI y muestra su inmadurez y desconocimiento de las formas con las que el PRI ha manejado las masas. Sus discurso aparte de poco emotivos aburren a la gente y su candidatura no prende.

Anaya ha caído en la trampa y el juego que ha construido el sistema para sacarlo de la carrera presidencial solo que a lo mejor gana ese juego y tendremos algo que ya se ha dado en otros países y se pensaba que en México sería imposible: que el presidente vaya a la cárcel por corrupción.

Por lo pronto, hoy Anaya logró que casi todos los periódicos del país reprodujeran sus reclamos al presidente y eso en una “veda electoral” es un triunfo.