Mostly Cloudy

27°C

Mostly Cloudy

Clima:

Justicia, sí; venganza, no

Jesús Mil Veces.- Los tapatíos se están cotizando a la alza; tienen a Chicharito, a Canelo y a Guillermo del Toro. Hay que admitirlo: buenos patriotas y “muy católicos”. Lo uno no quita lo otro: Tapatío fue Valentín Gómez Farías.

Sixto Duarte dice que si el acusado es del PRI, ya se le da por culpable; pero si es del PAN, es perseguido político. Justo el comentario de este abogado. Citaré ejemplos adelante.

Gómez Farías quiso tomar bienes del Clero para dedicarlos a la defensa del país, atacado por Estados Unidos. Esto levantó la Rebelión de los Polkos, que dispararon contra el Gobierno.

A la toma de la capital Scott peguntó al Gral. Anaya: “¿Dónde está el parque?” “Si hubiera parque no estarían ustedes aquí”, repuso muy digno. Pero sus soldados participaron en la rebelión.

Si usted, mi General, supiera inculcar amor a la patria a sus soldados, sobre todo al momento de defenderla “no estarían ellos aquí”. La rebelión detuvo envío de tropas a Veracruz para detener el ataque de Winfield Scott.

Javierundis Valero teme que a su tocayo se le vaya sin castigo César Duarte, pero no que a la PGR se le pudiera ir vivo Anaya, como la Paloma a José José. (Ah, no, perdón: ese fue palomo por querer ser gavilán)

Don Armando Fuentes Catón cree que es mala táctica acusar al Anaya del partido de sus amores -el PAN- y clava un clavo más en el ataúd del PRI. (¡Qué bruto, mano: se le va a salir el muertito por exceso de clavos!)

Para Jaime García Chávez, “Anaya reporta en su contra una seria acusación, cuya limitante es el desprestigio del acusador que carece de toda credibilidad”. Y “el PRI avanza hacia el naufragio completo”. (Sí, y como don Jaime goza de plena credibilidad ¿verdad?)

Y Ortiz Bello dice: “Es muy clara la estrategia del PRI y del gobierno federal emanado de ese partido, para enlodar el nombre de Anaya.

Por eso y más dice Sixto: “AMLO fue víctima del uso político de la PGR en 2005. Eran los panistas quienes tomaban entonces las decisiones. La reciente determinación refleja doblez en el país: las autoridades por hacer justicia selectiva y la sociedad por aplaudir nada más ciertas acciones, dependiendo el acusado” (sic).

Dirá el lector: “Eh, que chiste: defiende al tío”. No, señor; defiende la Justicia. El caso es claro: Justicia sí; Venganza, no. Lo mismo será cuando salga el actual gobernador: justicia, no venganza. La sociedad nada gana con esos panchitos.