Partly Cloudy

16°C

Partly Cloudy

Clima:

La ‘economía compartida’ para México

Fernando Palacios Colmenero*.- “Lo mío es tuyo, a cambio de una pequeña cuota”, así define The Economist al modelo de negocios llamado “economía compartida”.

En el caso de México, los consumidores de estos servicios incrementan año con año. En 2015, Uber contaba con 2 millones de usuarios y 80 mil socios-conductores, mientras que Airbnb crecía 188% con respecto a 2014, sumando 27 mil alojamientos en el país, y a su vez, Fondeadora entregaba más de 50 millones de pesos a propuestas creativas y de emprendimiento.

Esto demuestra que cada vez más mexicanos comparten “un poco” de lo que poseen a quienes tienen interés en los activos, ya sea un vehículo, un cuarto, una casa o departamento; incluso dinero para apoyar propuestas innovadoras con gran potencial.

La principal razón que incentivó la implementación del modelo global de economía compartida en México, fue la similitud de la falla de mercado del sistema económico como también sucedió en otras partes del mundo, por mencionar Europa y Asia.

En este sentido, la propiedad privada centralizada condiciona la calidad y buen servicio a precios que no toda la población puede pagar. Por tanto, se buscó la manera de replicar este modelo en México.

Si bien la idea no es nueva, la correcta regulación en materia legal así como el uso de concesiones para conductores privados que se busca implementar en la Ciudad de México para el caso de Uber, es un factor crucial para no repetir la falla de mercado que en un principio se estaba solucionando.

Debido al incremento de oferentes, las empresas líderes en el mercado deben implementar de manera continua mejoras en la calidad para seguir siendo atractivas a ojos de los usuarios, quienes buscarán satisfacer sus necesidades a través del mejor ponente.

Según Brookings Institution, para 2025 la economía compartida tendrá un valor de 335 mil millones de dólares a nivel global, debido a la rápida expansión de empresas como Uber y Airbnb, pues en tan solo nueve años este último se ha expandido a más de 191 países.

La economía compartida ya no resulta novedosa, sin embargo, nos resta ver cómo puede ampliarse a nuevos mercados que puedan ser igual o tanto más prometedores.

Con colaboración de:

Hector Santiago Salama Camacho

Twitter: @hector_salama

Luis Gerardo Páez Gómez

Twitter:@luigi_paez