Clear

30°C

Clear

Clima:

El peor enemigo de México

Lic. Héctor Ramón Molinar Apodaca*.- Sin duda repercute en favor del gobernador del estado de Chihuahua, Javier Corral Jurado, la denuncia pública que hizo ante los medios nacionales en la Ciudad de México, en la que exhibe la corrupción del gobierno federal que encabeza el presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

En su campaña política afirmó que combatiría la corrupción y que meterá en la cárcel al exgobernador César Duarte, promesa bien recibida por los chihuahuenses, que se manifestó con su triunfo en las elecciones.

Como ya nos hemos enterado, los recursos comprometidos para el estado de Chihuahua no los transfirió la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, por el “entredicho” de las finanzas públicas que se investigan en contra del exgobernador priista César Duarte, según lo dio a conocer el propio gobernador.

Por lo que contra todo lo que suponían en el centro del país, el gobernador reafirmó su postura de continuar con la investigación, que puso al descubierto la manera de operar del Partido Revolucionario Institucional, utilizando recursos del erario público para ganar las elecciones.

Es indudable que el Partido Revolucionario Institucional reparte mucho dinero a todos los funcionarios que se prestan a la corrupción, así como a líderes sociales y a partidos políticos con los que se asocia para continuar en el poder.

Como el crimen organizado operó con prestanombres y empresas fantasmas para justificar financieramente el dinero que ilegalmente sustrajo del erario público. Todo eso sale a relucir en los juicios que se siguen contra exfuncionarios del gobierno de Duarte.

Evidencia a personajes políticos que se cuidan muy bien de no ensuciarse como Manlio Fabio Beltrones; quien quizá no firmó nada que lo involucre, pero hay testigos que lo señalan como uno más de los beneficiados con dinero que debió destinarse a la educación, a la seguridad social y a la seguridad pública.

Porque de no ser así, no habría necesidad de solicitar un amparo por temor a ser detenido, pues el nuevo sistema penal acusatorio federal es parte de su obra cuando fue senador de la República.

La prisión vitalicia que impulsó César Duarte contra los que cometieron delitos de extorsión, hoy pudiera ser aplicada en su contra, pero no por extorsión sino por peculado, enriquecimiento ilícito, desvío de fondos para el PRI y otros más que se van acumulando, así como acumulando años de prisión, en caso de acreditar los elementos de todos los delitos que se le atribuyen.

Javier Corral se gana un acierto muy importante en la vida política nacional, al enfrentar con valentía y determinación al sistema que mantiene oprimido a los mexicanos, definiendo con toda claridad su postura contra la corrupción.

También exhibe a los medios nacionales y locales comprados por el gobierno Federal, que han tratado de desvirtuar su actuación. Los hechos hablan por sí mismos. Las plumas compradas pretenden confundir mediante el engaño, la hostilidad y el odio.

Curiosamente en el estado de Chihuahua, la reacción de algunos empresarios, comerciantes, políticos y profesionistas se mantienen en silencio. Como si estuvieran de luto. A nivel nacional, la noticia ha impactado de tal manera que los mexicanos se han unido para apoyar la actitud del gobernador sin importar militancia política alguna.

“Estamos conscientes de que hemos tocado el modus operandi de la corrupción política en México, de la que toda la nación habla, con la diferencia de que nosotros lo hemos acreditado técnica y documentalmente” afirmó Javier Corral. “Les ha calado hasta la médula que hayamos exhibido el modus operandi de la corrupción política”, enfatizó en un video que publicó en su perfil de facebook.

El mandatario estatal es muy claro en su postura contra la corrupción. También es muy clara la posición del gobierno federal para permitir que el estado se colapse en inseguridad, pues es bien sabido que el gobierno Federal tiene el diagnóstico exacto del crimen organizado y la vacuna para combatir la enfermedad.

También es cierto que las elecciones del presente año definirán el rumbo para el país, si la conciencia ciudadana favorece a la democracia.

Seguramente habrá temores en los políticos que se favorecieron con dinero público indebidamente. Principalmente en los priistas chihuahuenses que con conocimiento de causa participaron.Habrá más sorpresas con motivo de las investigaciones, pero también habrá justicia para el pueblo, que con su trabajo permite que México siga de pie. El peor enemigo de México es Peña Nieto y el que viene detrás de él. 

* Especialista en Gestión de Conflictos y Mediación

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.