Sunny

15°C

Sunny

Clima:

En la Hoguera

Ni picha, ni cacha, ni deja batear… Los que viven en este planeta desde la década de los sesenta, recordarán un programa de radio cubano llamado “La Tremenda Corte”, donde su protagonista un pícaro o pillo llamado Tres Patines acudía todos los días a un juzgado, ya como testigo, ya como acusador, pero la mayoría de los tiempos como acusado. El radioescucha se destornillaba de la risa con las cómicas situaciones y los enredos en los que se veían implicado el elenco.

Así, más o menos me tienen los políticos de la tremenda alianza del Frente Ciudadano. Resulta que Tres Patines, perdón Ricardo Anaya, quien le robó la dirigencia del PAN a Gustavo Madero, quiere una alianza política que lo impulse a la candidatura del Frente Ciudadano mezcla de PAN, PRD y Movimiento Ciudadano para terminar con la hegemonía del PRI y evitar que se elija al “Peje” por MORENA, pues esto sería catastrófico para México, sobre todo para las aspiraciones políticas de Tres Patines, perdón otra vez, para Anaya.

Lo que no tomó en cuenta es que el pastel se antoja sabroso y quieren comérselo desde Corral hasta Zavala, Mancera y muchos más, cada quien con sus propias tribus y cotos de poder respaldándolos. Anaya, atónito no logra la suma de voluntades básicamente porque son muchos jefes y pocos indios, entiéndase no hay tantos puestos con qué negociar para tantos aspirantes, ni cómo dejar un balance justo de poder entre todos los que dicen se sumarían al proyecto.

La diferencia es que el tiempo se agota y todos tienen su plan alterno, menos el que le apostó todas las canicas a un solo proyecto en el que hoy en día lo tienen relegado a un tercer lugar; si Madero hablara inglés le diría “Karma is a bitch baby!” y Ricardo Anaya como candidato único de Acción Nacional y más después del fracaso como candidato fallido del Frente tiene una estruendosa derrota asegurada.

Comes frijoles y eructas jamón… A los que veo muy confiados y trabajando como siempre con sus estrategias ancestrales es a los priistas –autoritarismo y obediencia ciega a las decisiones presidenciales–, pero parecen no darse cuenta de que si bien en las cúpulas todo sigue igual, en las bases hay una gran inconformidad pues los simpatizantes y los militantes no acaban de digerir la inclusión de un candidato externo pues se desconoce su agenda secreta, a cuántos foráneos incorporará en su equipo de trabajo y con ellos cuántos serán los priistas desplazados de los trabajos y de los privilegios del poder.

Además, no se acaba de entender porqué fue Videgaray y no Peña Nieto el que dio el anuncio de humo blanco en la cúpula del partido. Esto abre al PRI para un descontrol partidario en el que las tribus quieran aprovechar el río revuelto para llenar sus redes de peces; rota la obediencia, la disciplina, puede haber una silenciosa deserción de quienes no queden conformes, no necesita ser masiva para desangrar, tan solo que sea constante y con ello le restará puntos decisivos en la contienda electoral del 2018.

Si los líderes del partido no tienen la sensibilidad para entender el ánimo de los votantes, pueden perder hasta la risa. Una cosa es lo que proyectan y otra lo que siembran y la cosecha la da la sembrada, no la proyección.

A otro perro con ese hueso… Todavía ni siquiera empiezan las campañas y tanto la extrema derecha como la extrema izquierda están demostrando que piensan que el nivel intelectual del mexicano es ínfimo, pues hacen propuestas irreales y escandalosas, que demuestran que se sienten soñados y que todo el mundo les cree cada idiotez que pronuncien.

Ya no sabemos quién es más populista, si Anaya con su Ingreso Básico Universal o el “Peje” con su amnistía a los narcotraficantes. El primero es una total falacia utópica que demuestra su mala fe y su poca confiabilidad o su total ignorancia de la realidad del país.

Para abatir la pobreza se necesitarían un mínimo de 4,000 pesos mensuales por mexicano, o sea que una familia de 6 integrantes recibiera el equivalente a 24,000 pesos mensuales. Por no exagerar, dejémoslo en 3,000 pesos por mexicano al mes multiplicado por 120 millones de mexicanos censados, el gobierno de Anaya tendría que disponer de 360,000 millones por mes, que anualmente serían 4 billones 320 mil millones de pesos. ¿Con qué ojos divino tuerto?

Esta súper idea consumiría el presupuesto total del gobierno para la asistencia social, al campo, a los pequeños empresarios, a la educación, al deporte y hasta a los propios partidos políticos. Además de los problemas sociológicos que resultarían en la cantidad de gentes que no trabajarían por no sentir ninguna necesidad de hacerlo, estudiantes que no buscarían aprender para garantizarse una mejor vida, empresarios que no conseguirían trabajadores para sus industrias etc.

Una idea absurda para cualquier ente pensante, que nació hace 40 años en Europa y que se ha tratado de aplicar como en 20 países y solo ha tenido éxito en dos de ellos en donde la idiosincrasia de esos pueblos es radicalmente opuesta a la nuestra y en donde el Producto Interno Bruto supera al nuestro por mucho.

De la puntada de AMLO de dar amnistía al crimen organizado le podrá ganar el favor electoral de los aludidos, pero le cierra la puerta a la de los familiares de las víctimas que en este país es de millones de personas, así, sin necesidad de más argumentos por válidos que sean, para estas elecciones le resulta la propuesta improductiva, pues no está sopesada ni razonada y preocúpese usted si es motivada por orden de sus patrocinadores. Las implicaciones de esto son demasiado tétricas para siquiera discutirlo.

El que tenga oídos que oiga… Contrario a los intereses de los partidos políticos en la ciudad, en un sondeo de opinión que diferentes medios llevaron a cabo sobre las intenciones del alcalde Armando Cabada para buscar la reelección, la mayoría de los juarenses avalaron sus intenciones.

Medios radiofónicos de amplia sintonía en la ciudad, palparon el sentir de los juarenses en torno a las aspiraciones de quien todavía gobierna en el Municipio e incluso, aprovecharon la ocasión para destacar varios aspectos del trabajo que el gobierno independiente ha realizado a favor de los grupos sociales más vulnerables.

Ahora solo resta esperar que el alcade formalice sus aspiraciones ante el órgano electoral.

Lo que se ve no se juzga… Gran convocatoria demostró la senadora Lilia Merodio Reza durante su Informe de cinco años de gestión realizado ayer en el Salón de Eventos Cibeles, donde estuvo rodeada de importantes personalidades de la política local y nacional que ya muchos quisieran poder reunir.

En primera fila estuvo el reconocido empresario juarense Jaime Bermúdez Cuarón, así como el presidente del Senado Ernesto Cordero y al menos seis senadores más, no solo priistas sino también del PRD.

Lilia Merodio destacó las millonarias sumas que ha conseguido para realizar obras que han beneficiado a miles de chihuahuenses y pese al retraso del vuelo que traía a los invitados desde la capital del país, los presentes esperaron dentro del salón para agradecer a la senadora.

Más en esta categoría: « Lilia Merodio cumplió Se escucha »