Sunny

15°C

Sunny

Clima:

En la Hoguera

No todo el que chifla es arriero… La guerra electoral para el 2018 ya inició, el Revolucionario Institucional registró durante el pasado fin de semana a José Antonio Meade. Andrés Manuel no ha sido registrado, pero nadie duda que sea el candidato de la alianza Morena-PT.

Los demás están enfrascados en batallas verbales en medio de una guerra sucia de proporciones apocalípticas. Calderón llama hipócrita a Anaya por prometer que no gastaría dinero en su precampaña y que mejor lo donaría para la reconstrucción de los edificios dañados por los sismos en el sur del país y dice el expresidente que esto no ha ocurrido.

Hay quienes piensan que el populismo es exclusivo de los partidos de izquierda, pero la realidad nos demuestra que no hay un solo político en México que no recurra a las tácticas del “prometer no empobrece”.

La prueba es que al inscribirse MK (Meade Kuribreña) declaró que no permitirá que un solo peso se utilice al margen de la ley; privilegios, solo el de ser mexicano, como si eso cambiara el hecho de que concursa por el Revolucionario Institucional y que toda la infraestructura gubernamental la llevaría de dicho partido y los mexicanos bien sabemos cómo se las gastan, es superior a sus fuerzas, si ya les hizo justicia la revolución, para atrás ni para agarrar vuelo.

Todos son cortados con la misma tijera… Pero, en ese tenor están todos o ¿con quién cree usted que gobernaría Andrés Manuel? ¡Exacto! Con puros transas sacados de los otros partidos; Margarita, Anaya, “El Bronco”, quien usted me diga, tendría que valerse de los miembros de un sistema corrupto desde hace muchas décadas.

Ya ven después del sismo cómo salieron a relucir todas las transas que los oficiales del entonces Distrito Federal y hoy Ciudad de México han cometido ¿y cuántos arrestos llevan?

Quizás esto es lo que más me decepciona. Las cosas no cambiarán gane quien gane, a menos que saneáramos todas las secretarías con gente nueva y probada. Es por eso que el sistema, que es parte de lo mismo, le hace tan difícil el poder participar a los independientes, no quieren compartir su pastelote.

Si los he toreado cornudos, cuantimás sin cuernos… Tan seguro está el “Peje” que será el próximo presidente de la República, que ya empezó a jarochar en su discurso, declarando que él indultaría a los narcos. ¿Cómo, cómo dice que dijo? Así como usted lo lee, pero “esto con la esperanza de que se conviertan en ciudadanos ejemplares”.

Ahora sí que revivió él solo su asociación con los verdaderos culpables de Ayotzinapa y solo le dio valor también a quien lo acusa de estar coludido con los ardillos, grupo que manda en Guerrero y que a él le dan paso libre, entre otras muchas cosas.

Me imagino que después de indultarlos como sacerdote con un vete y no peques más, el “Peje” decida repartirles puestos públicos a los jefes de los cárteles ya rehabilitados por su misericordia. Imagínense a Caro Quintero de secretario de Agricultura y al “Chapo” de comercio exterior, y a uno de los Arellano Félix como secretario de Gobernación. ¡Vaya forma de exhibirse!

Lo trágicamente cómico es que habrá mexicanos a quien les parezca atinada la decisión, tan es así que Yeidckol Polevnski, secretaria general de Morena, declaró que con esto se analizarán todas las posibilidades para acabar con la violencia en México. ¡Sí claro, como Ayotzinapa!

Vive lo suficiente y verás pasar de todo… El 5 de noviembre pasado, la Suprema Corte de Justicia ordenó a los miembros de las cámaras legislativas crear y emitir una ley reglamentaria del artículo 134 constitucional para que regule la propaganda y comunicación social del gobierno.

Es la primera vez en la historia de este país que la Suprema Corte de Justicia le impone al Congreso la obligación de crear una ley, ordenando una fecha cierta para ello. Según el ministro Arturo Zaldívar esto es necesario pues hay espacios de institucionalidad desde los cuales es posible recuperar la confianza ciudadana.

Esta es una gran oportunidad para recuperar la confianza ciudadana. Es una gran oportunidad para apuntalar la credibilidad de nuestro sistema político demostrando que está en nuestras manos construir un estado de derecho y así rescatar nuestra democracia.

¡Demasiado poco, demasiado tarde! Los legisladores de hoy en día son capaces de legislar a manera de amordazar a los medios de comunicación y terminar de una vez por todas de erradicar el derecho de expresión de los mexicanos a través de amordazar a los medios de comunicación y todo como seguimiento al mandato de la Carta Magna. Sin tomar en cuenta lo que éste signifique, en aras de rescatar nuestra democracia, terminarán por perjudicar a los medios de comunicación impunemente.

El que más temprano se moja, más tiempo tiene para secarse… Los aspirantes a candidaturas independiente, además de que de lograr el número de firmas de más 866,000 mexicanos que avalen su intención de ser votados, tienen todo en contra, no tendrán apoyo económico ni de los tiempos en medios electrónicos regulados por el INE y no tienen siquiera acceso a presentar las firmas si éstas no son acumuladas en un portal de acceso más lento que hay en el mercado.

Como si esto fuera poco, no cuentan con la simpatía o apoyo del electorado mexicano, por tal motivo se duda mucho de su posible participación.

A principios del mes de diciembre Jaime Rodríguez ha reunido poco menos de 600,000 firmas y una larga lista de problemas que pueden fácilmente terminar en impugnaciones.

Margarita Zavala apenas rebasa las trecientas mil, Armando Ríos Peter no llega ni a las 200,000 y María de Jesús Patricio y Pedro Ferris de Con simplemente no llegan ni a 100,000. Con esto queda claro que se legisló para salvaguardar las canonjías de los partidos políticos. Todo lo demás es mera simulación para fingir una democracia que no existe ni pretenden que exista.

Hay maderas que no agarran el barniz… A los que les gusta perder el tiempo siguiendo a Javier Corral por sus redes sociales, les sorprendió el supuesto apoyo del pinochobernador al Bravos Futbol Club, pues de lengua me como un taco.

Patricio Martínez apoyó a los Gallos de Pelea de Ciudad Juárez para obtener tres campeonatos nacionales y un muy honroso tercer lugar en la American Basquetball Association. José Reyes Estrada brindó un exceso de 80 millones de pesos para que el club Indios de futbol ascendiera a la primera división y le dio una importante remodelación al estadio Lic. Benito Juárez.

Pero Javier Corral se limita a aplaudir y echar porras, ¡¡¡¡¡chiquitibum a la bim bom bam, Bravos, Bravos ra ra ra!!!!! Pero de plata, que se sepa ¡Nada! Bien decían los españoles que Hechos son Amores y no buenas razones… Tiene a los principales accionistas del club en su gobierno, pero no cosechan más allá del apoyo moral, así que aparte de mentiroso ¡codo!