Mostly Cloudy

19°C

Mostly Cloudy

Clima:

En la Hoguera

Porque mató a un perro lo llaman el mataperros… Hoy en día, los políticos mexicanos tienen en su mayoría un gran problema de credibilidad; es difícil creerles cuando juran su inocencia ante las acusaciones, a veces de sus contrincantes, a veces de sus víctimas que reclaman justicia, y esto es más palpable que nunca hoy en día a la luz de todos los abusos contra la población que han salido a la relucir después de los temblores recientes.

Cantidad de muertos que se deben a la corrupción de funcionarios públicos que por una mordida se hicieron de la vista gorda para permitir construir, rentar o vender edificios que originalmente se habían dictaminado como no aptos para vivienda por los vicios ocultos en su infraestructura.

A esto habrá que sumarle las miles de denuncias en contra de alcaldes, gobernadores y otros funcionarios que se dice desviaron la ayuda que los mexicanos de buen corazón enviaron a las víctimas y éstos acapararon para hacerlo pasar como aportación del gobierno, en el mejor de los casos, o para venderlo y quedarse con los beneficios, en el peor. De esto hay muchos otros ejemplos que hacen que el mexicano común desconfíe de sus funcionarios públicos.

Cría fama y échate a dormir… Por todo esto, cuando aparece una acusación tan seria en contra del gobernador Corral como la de proteger a un grupo criminal y como es de esperarse éste niega todo y su títere en Comunicación Social dispara adjetivos calificativos en contra de todo aquel que se atreva a comentar al respecto; al no ser adivinos, tenemos que escudriñar su pasado y sopesar su credibilidad para poder formarnos nuestra propia opinión.

Comencemos pues: Corral lleva más de tres décadas como legislador ya sea como diputado local, federal o senador, durante este mismo periodo de tiempo las cámaras legislativas han ido legislando a favor de los criminales y en contra de las víctimas, de tal forma que los legisladores de este periodo de tiempo son los principales culpables de la famosa puerta giratoria, por la que los criminales eluden el peso de la justicia y salen a la calle a seguir delinquiendo.

En este mismo tiempo no se le conoce ninguna campaña, apoyo o iniciativa de ley que defendiera o ayudara a los chihuahuenses; mintió en su declaración de bienes, se le olvido agregar sus propiedades en puntos turísticos como Mazatlán, o mintió al decir que se fue a descansar a su casa. En su corto tiempo como Ejecutivo de la entidad no ha hecho nada relevante para acotar la escalada de violencia en la Sierra, Chihuahua capital o Ciudad Juárez, como si la misma se pudiera ocultar por decreto o como si todo fuera cuestión de negar su existencia para que ésta mágicamente desapareciera o como si los chihuahuenses fuéramos párvulos de preprimaria para creerle todo lo que nos diga a ojos cerrados.

Cuando el hoy gobernador le preparó una encerrona en el Senado al ahora exiliado exgobernador Duarte en medio de las acaloradas y bien ensayadas acusaciones, el ex le informó a todo México que el hoy gobernador tiene un hermano con antecedentes penales en los Estados Unidos de América por delitos contra la salud y otro por delitos de cuello blanco o sea de dinero mal habido, después de ponerse como loco ante la defensa del parralense y de intentar desmentirlo, tuvo que aceptar como cierto lo que a todas luces era facilísimo de comprobarle, luego nos queda la impresión que paladín de la verdad no es. Por cierto, no olvidemos que utilizó su fuero como diputado para evadir una detención por manejar en estado inconveniente en la Ciudad de México, luego  muy apegado a la justicia tampoco es.

Si grazna como pato, camina y nada como pato, se moja y huele a pato lo más probable es que sea pato… Por lo tanto y ante este perfil de servidor público que presentamos, aunque él y su Sancho Panza de Comunicación Social nieguen todo y hablen de códigos de ética periodística y otras cosas que ni entienden ni han aplicado ninguno de los dos en sus pobres carreras como tales, la impresión generalizada de la población es que las organizaciones criminales en el estado sí están protegidas, sea por él o por sus funcionarios y todo esto ante los pobres resultados hasta hoy exhibidos y la cada vez más honda preocupación de los habitantes que se autoimponen toques de queda ante la incompetencia manifiesta o complicidad de las autoridades con los malhechores. ¡Cuac!

¡Gavilán que agarra y suelta no es gavilán!… Por todo lo expuesto, el gobernador es culpable ya por incompetencia, ya por complicidad, pero culpable al fin de cuentas. Sí hay un problema muy grave de inseguridad en el estado que él ha dejado crecer, no hay nada en su perfil político o personal que lo exima, habla de utopías y salpica sus discursos con demagogia vacía, la realidad es que no ha hecho su trabajo, ¡que renuncie!

Antes de que la historia lo enjuicie, credibilidad no tiene, ha generado suficiente sospecha alrededor de su gobierno, ha interferido en todos los poderes y ahora le han raspado el brillo a su figura y se ha descubierto el cobre. NO queda pues más que esperar, si la delincuencia sigue creciendo y él sigue ausente creando más vacío de poder, será difícil ocultar su culpabilidad.

No hay peor ciego que el que no quiere ver… Con un médico secuestrado en Gómez Farías, con todo el noroeste tomado por el crimen y una veintena de municipios bajo el fuego de la delincuencia, todavía Corral se atreve a destacar logros de la FGE.

Al parecer la Fiscalía obtuvo el primer lugar de desempeño de las procuradurías generales y fiscalías a nivel nacional, con una calificación de trabajo de 83.12 por ciento, de acuerdo con un reporte de Impunidad Cero.

Entre los parámetros que se midieron se encuentran el porcentaje de denuncias, la resolución de casos, así como la capacidad investigativa, entre otras cosas. Luego de la Fiscalía de Chihuahua le siguieron Nayarit, Guanajuato y Nuevo León.

La gota que derramó el vaso… Médicos residentes de diversos hospitales llamaron a una asamblea permanente en el auditorio del Hospital Central, en la que se exigió al gobierno mejorar las condiciones de seguridad para los doctores que prestan sus servicios en regiones de alto riesgo.

Tras el secuestro del director del Hospital Regional de Gómez Farías, cerca de 90 residentes se congregaron para presentar varias peticiones a las autoridades, en su mayoría referentes a la seguridad de los que son enviados a zonas peligrosas.

En este sentido señalaron que no aceptarán que la Secretaría de Salud fuerce a pasantes y residentes a cumplir con residencias y servicios sociales en municipios donde no se garantice su seguridad plena.