Partly Cloudy

11°C

Partly Cloudy

Clima:

Alcaldes en su tinta (2)

Marcos Aldana Aguirre.- En la anterior entrega mencionamos a Mascareñas, Lezama, Quevedo Reyes y Reyes Estrada. HOY: Chago y Fredy, alcaldes honoris causa. Miguel Agustín, Bermúdez y Urías.

En 1983 terminaba el trienio de Reyes Estrada y habría de sucederlo Chago Nieto que llevaba de suplente a Federico De La Vega.

Faltaban 17 años para el fin del mundo y del PRI, según profecías de bíblicos y de empresas gringas. “En Estados Unidos programaron acciones a 20 años para acabar con el PRI-Gobierno”, expresó el Dr. Boadella; tema que después detallaremos.

¿Qué acabaría primero, el mundo o el PRI? Fredy decía que el partido  sobreviviría para reconstruir el planeta.

El periodo de transición merece comentario aparte; aquí nos limitamos a alcaldes que traté. Cabe mencionar un cartón por nota de El Fronterizo: “Cayó Chagoya” (líder). En el cartón un supuesto Fredy yacía en el suelo víctima de un soponcio porque leyó:

- Cayó Chago, ya-

Pero no. Chago y él seguían como favoritos.   

Cuando llegó la derrota en otro cartón un votante decía:

- ¿Máh? ¡Con Chago no la hago!- 

Santiago Nieto era popular en las colonias; igual Fredy por altruista y ser recibido en Los Pinos sin tocar baranda. ¿Cómo iban a perder? Pero perdieron. Ahora seguía “el fin del mundo”.

Traté en TV al contador Barrio como precandidato por Coparmex, pero no como candidato ni como alcalde (1983-1985).

Miguel Agustín Corral fue alcalde en ausencia del titular, que iba por la gubernatura. Lo traté poco como alcalde. La vez que se publicó que regañó a subalternos se le hizo un cartón llamándolo “Miguel Disgustín”.

Fue seminarista y reportero del diario Correo. Terminado su mandato en dos o tres ocasiones departimos café, charla, cerveza y botana. Buen conversador, culto, inteligente. No parecía del PAN, excepto cuando paraba su camioneta para regalar una estampita religiosa a un conocido. Con un servidor lo hizo. Un día lo encontré maltrecho, y con angustia me dijo -¡Aldana, me estoy muriendo!- Me impresionó porque su aspecto lo decía. Le hubiera aventado un salvavidas, pero… ya estaba escrito. ¿Se hundió? -No. Más bien “subió”- A Disgustín no se le vio rencor por nadie.

En la campaña del ’86 Bermúdez estuvo de candidato en Dibujos y Comentarios del 44. Y de alcalde en “Dibujos Cincomentarios, del Canal 5.

Dado a contar chistes, así es don Jaime. No todos buenos, pero ¿quién no ríe de los chistes de un empresario que tiene parques industriales? Hasta el gringo que no alburea. (Te sube la renta si no te ríes). Cuando acudió al estudio llevó a su esposa doña Olivia, y al preguntar a ella su nombre para pasarlo en pantalla, dijo él: “No le ponga Espinoza: yo ya le quité lo espinosa”. Con una mirada de soslayo ella lo puso serio. Buena pareja: nadie lleva a su mujer a entrevistas de campaña. La respetable dama sería su asesora.

Aquel Julio del ’86 el PRI no murió: ganó Bermúdez en Juárez y Baeza en el estado. Al mundo le quedaban 14 años de vida.

Los perdedores hicieron tan violentas protestas por el llamado “Verano Caliente”, que parecía que el Juicio Final no esperaría al 2000.

Isela fue a la TV a dar gracias a quienes con su voto la hicieron diputada y tres señoras entraron al estudio para agredirla, luego que se apagaron las luces. Intrépida Isela les hizo frente. El Ingeniero Reynaldo Torres me ayudó a separarlas. Me pasó rozando un arañazo. Se oyó el chasquido de un cachetadón fugaz; Reynaldo dijo que no fue para él, pero lucía la cara colorada. Y sin embargo reía.

Un orador -creo que Elizondo- gritaba que hubo fraude -¡Porque mis ojos vieron…!- No sé qué vieron sus ojos: ¿Acarreo de votantes? ¿Robo de urnas? ¿Quema de votos? Vaya usted a saber. Para la oposición el PRI cuando gana pierde, y cuando pierde gana confianza. (“Ay, tan bonito que se veía Canales de la Vega contando los votos. Hasta parecía Curita”)

Llamaban amenazando con echar bombas como si el Canal tuviera la culpa de que siguiera el PRI. No sé cómo les fue en el 2000, cuando el mundo siguió su marcha.

El Canal redujo a 30 minutos el programa, pregrabado con 3 días de anticipación. El Fronterizo vio mejor aprovechar la difusión de Canal 5. Aquí tuvimos a Bermúdez de invitado en situación de película. En próxima entrega lo diremos.

Antes seguirá Alfredo Urías, suplente, porque don Jaime se internó en un hospital de El Paso. Decían que se infartó. Su primera entrevista la concedió al 5. Aquí veremos qué tan enfermo vino del otro lado. -Lado del río, no del costado-.

Por cierto, ahora que vemos sismos e inundaciones por todo el planeta, parece que, si no fue el 2000, el 2017 es el principio del fin. Esperemos llegar al próximo HOY Proseguimos.