Mostly Cloudy

4°C

Mostly Cloudy

Clima:

¿Qué hay detrás de un fraude electoral?

Antonio Villegas.- A los mexicanos nos persigue la maldición de los fraudes electorales, como si se tratara del designio infalible del destino de un país. Forma parte de nuestra fatalidad irremediable. Algunos se lo atribuyen a nuestra cultura política.

Tal cuestión nos ha marcado, de tal suerte que no nos ponemos a pensar en sus consecuencias. ¿Qué es un fraude, desde el punto de vista etimológico? (del latín, fraus, fraude) es una acción que va en contra de la verdad, la honestidad y la rectitud.

Entonces, ¿Esto significa que los mexicanos no quieren saber nada de la verdad? ¿Desdeñan la honestidad y la rectitud? ¿La ética y los valores son un mito? ¿Un fraude electoral se lo cometen a equis candidato o a los electores?

La historia de México está plagada de aciertos y desaciertos, pero al fin y al cabo posiciones ideológicas de cómo tiene y deber ser el país en que vivimos. Se abandonaron las armas para apostarle a la lucha por el poder desde las urnas. Cambiar las armas por boletas electorales fue y es una medida necesaria para la transformación pacífica.

Por ese motivo la contienda electoral es fundamental en la construcción de una democracia, la cual está construida por reglas que deben ser muy claras, que den certeza al proceso. Y esta certeza debe estar garantizada por el Estado, por las instituciones encargadas para tal propósito. Si éstas fallan, falla completamente la democracia.

Su falla estructural es que los hombres y mujeres no son completamente libres para sufragar, mucho menos en el punto principal que es la participación ciudadana en asuntos políticos y del ejercicio del gasto y fiscalización de los recursos públicos. Y qué razón tan importante debe ser la democracia para una República.

Los fraudes electorales en México han venido protagonizando momentos cruciales en la historia política de nuestro país. 1) ¿Cuál fue el punto principal que generó el detonante de la Revolución Mexicana? El fraude que cometió Porfirio Díaz a Francisco I. Madero. Ante la demanda de Sufragio Efectivo y No Reelección, se demandó al titular del Ejecutivo a que se hiciera un recuento de los votos, y al no encontrar una respuesta positiva a las demandas de certeza del proceso electoral, en 1910, se convocó a la revolución armada. Finalmente, el régimen dictatorial de Porfirio Díaz fue derrotado por la vía armada.

2) En la post-revolución, 1929, recién formado el Partido Nacional Revolucionario por Plutarco Elías Calles, partido antecesor del PRI, José Vasconcelos fue víctima de un fraude electoral. Vasconcelos mostró suficientes pruebas. Y así, en caso se planeaba, estructuralmente, mantenerse en el poder mediante fraudes electorales. Hacia las elecciones de 1952, con el PRI ya formado y controlando todas las instituciones, volvió a cometer otro fraude electoral, contra el general Henríquez Guzmán.

Los más recientes y más escandalosos fueron cometidos en 1988, cuando siendo presidente de la República Miguel de la Madrid Hurtado, impuso con un fraude muy escandaloso a Carlos Salinas de Gortari, apoyado por el Partido Acción Nacional; Diego Fernández de Cevallos fue el legislador que promovió la quema de boletas impugnadas por el entonces Frente Democrático Nacional.

En este caso el fraude se utilizó para imponer de lleno el neoliberalismo, por lo que el gobierno de Carlos Salinas de Gortari fue ilegítimo. Pasarían apenas 18 años, es decir, en 2006 cuando, ahora en manos del Partido Acción Nacional y apoyado por el PRI, se volvió a cometer otro megafraude electoral, y tal vez, haya sido uno de los fraudes más documentados de la historia de los fraudes en México.

En ese momento el candidato de la Alianza Por México, Andrés Manuel López Obrador y en el 2012, con Enrique Peña Nieto se caracterizó por la compra de votos, el cual equivale a un fraude, porque no está permitido en la ley electoral. Y el más reciente se cometió en el Estado de México contra la democracia y el pueblo mexiquense y contra la candidata Delfina Gómez, del partido Morena.

¿Por qué se comete un fraude electoral? Tomando como ejemplo el del sexenio de Peña Nieto, se hizo para imponernos las llamadas Reformas Estructurales, en las que se desmantelaron Pemex, el Sistema de Seguridad Social y la Educación, entre otros.