Mostly Clear

22°C

Mostly Clear

Clima:

Bigotes está listo

Dr. Fernando Antonio Herrera Martínez.- José Luis Armendáriz, presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, oye pasos en la azotea, pero, despreocupado como es, aunque súper trabajador y muy responsable, espera que cuando le avisen, por lo menos, tengan la decencia de ser congruentes con la oficina que dirige; es decir, sería un despropósito pedirle que les entregue la oficina con el desaseo que se ha visto en las otras dependencias donde han tenido lugar los relevos.

Ejemplo, en el Ichitaip o en la ASE, además de la manera en que Miguel La Torre fue echado de la coordinación de diputados del PAN. Todos entienden quién ganó las elecciones, lo cual conlleva comprender que quisiera tener los espacios disponibles para gente afín, aunque, en teoría eso sea cosa del pasado, la realidad, que siempre se impone, dice otra cosa.

Entonces, no es de creerse que tengan bronca con el bigotes para que les deje las oficinas, de hecho, es de pensarse que si le ofrecen una negociación digna, apegado a los principios que defiende esa institución, todo pueda transcurrir en armonía. Ya es tiempo de que se saquen una bien en el equipo de Don Javier.

Tere no quiere entender

Donde está por tronar otra bronca es con Tere Ortuño, con los Colegios de Bachilleres, en donde está corriendo el rumor de que se está dejando de pagar o aportar las cuotas completas al ISSSTE y al SAR.

De ser cierto el rumor, Tere Ortuño estaría metiendo en un serio problema al gobernador, que ya, de problemas, está hasta el copete; sobre todo en educación, donde pareciera que no dan una. Dicen que en el sindicato de maestros de los Colegios de Bachilleres no tardan en sacar los trapitos al sol.

La confianza se honra

Regresando al tema del Congreso, de muy buena fuente se ha sabido que el secretario General de Gobierno se vio obligado a operar la salida de Miguel La Torre, que cometió uno de los pecados capitales en política.

Cuando se desobedece y se hace lo contrario de lo acordado no hay perdón que valga, en esos casos los único que se debe hacer es dar la lección con toda claridad para que los demás aprendan cómo se debe manejar la confianza que se les entrega.

Las posiciones de poder se entregan a la confianza, porque así debe ser, pero cuando esa confianza es traicionada no hay poder humano que convenza a nadie de los operadores o encargados de la política de darles una segunda oportunidad.

Fernando Álvarez tuvo que reaprender, por las malas, que la confianza mató al gato. Afortunadamente tuvo todo el apoyo del gran operador político que está en Palacio y todo logró salir avante y en lo que sigue habrá chance hasta de que camine la reforma electoral que todos daban por atorada.

Un mal paso sirvió para corregir y para abrir los caminos que vienen. Maru tuvo que comer camote por unos días pero igual que hizo deshizo.

fernandoherrera1956@hotmail.com