Mostly Cloudy

21°C

Mostly Cloudy

Clima:

Rulfo y el realismo mágico

Juan Carlos Castellanos C.- José Carlos González Boixo, catedrático de la Universidad de León, España, asegura que el concepto que Juan Rulfo tuvo del realismo mágico fue cambiando a lo largo del tiempo, de una primera etapa a los años 70 cuando esa corriente literaria la hizo equivalente a la nueva narrativa europea, más que a la hispanoamericana.

Acota que sin embargo, fue hasta los años 70 que Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno (Sayula, Jalisco, 16 de mayo de 1917-Ciudad de México, 7 de enero de 1986) conocido como Juan Rulfo, “se dio cuenta que ese término, que él había aplicado como realismo mágico, se refería a otra cuestión que en ese entonces él no había identificado”.

González Boixo explica que ese realismo mágico de Juan Rulfo que los lectores conocen en realidad es más cercano a la vertiente literaria que el cubano Alejo Carpentier llamó real maravilloso en su propia escritura la cual, si bien tiene similitudes con el realismo mágico, tiene sus propias particularidades.

“A partir de los años 70 comenzó a hablar de la literatura hispanoamericana y de autores como Miguel Ángel Asturias y Gabriel García Márquez, a quien reconoció como máximo emisario del realismo mágico. Tenía que ver con el realismo mágico de Asturias y las culturas primitivas contemporáneas o con los negros de Haití en el caso de Carpentier”.

Tras sostener lo anterior, apunta que Rulfo tuvo una idea del realismo mágico muy cercana a la que hoy en día se debe tener. A pesar de todo eso, menciona que Juan Rulfo no acabó de ubicar a García Márquez con ese tipo de corriente, pues el colombiano tuvo otro concepto sobre lo que eso es y significa.

Recuerda que Rulfo habló mucho del término realismo mágico porque es un tema que siempre le interesó. “Estuvo muy al tanto de lo que era el realismo mágico, más que otros escritores, pero no debemos considerarlo a él como autor inscrito en ese concepto literario, cosa que la crítica hace de manera masiva”, advierte el especialista en Rulfo.

No obstante, el profesor José Carlos González Boixo menciona cuatro obras que son, desde su óptica, cuatro pilares del realismo mágico: “Hombres de maíz” de Miguel Ángel Asturias, “Reino de este mundo” de Alejo Carpentier, “Cien años de soledad” de Gabriel García Márquez, y “Pedro Páramo” del hoy centenario Juan Rulfo.

Y aclara: “Las obras de Asturias y Carpentier responden a lo que llamo realismo mágico antológico, y la de García Márquez obedece al concepto que yo califico como realismo mágico técnico, mientras la obra de Rulfo nada tiene que ver con eso, pues aunque usó elementos fantásticos, no tienen que ver con el realismo mágico”.