Thunderstorms

26°C

Thunderstorms

Clima:

Seguridad Interna al norte

Agustine Pimentel.- El Departamento de Seguridad Interna (Department of Homeland Security, DHS) de los Estados Unidos ha escrito nuevas guías que están directamente relacionadas con la detención y la deportación de inmigrantes ilegales que están en el país vecino. Esto es según un par de memorandos firmados por el secretario de la dependencia, John Kelly.

Estos escritos, que tienen fecha oficial del viernes 7 de abril, busca implementar la directiva para combatir la inmigración ilegal que tanto le molesta al mandatario de Estados Unidos, Donald Trump.

El titular del DHS describe los planes para contratar a miles de agentes adicionales y con esto expandir la lista de inmigrantes que están “marcados” para su retirada inmediata. También solicita que autoridades locales ayuden en los arrestos, todo esto de acuerdo con personal que compartió estos documentos en sitios de internet tipo “watchdog” (guardianes).

Estos documentos llevan la explicación del secretario Kelly, quien hace hincapié que la inmigración ilegal en la frontera sur de los Estados Unidos está fuera de control y que la seguridad de la misma es una vulnerabilidad de seguridad nacional.

En el mismo documento Kelly menciona que las detenciones en esta frontera se han incrementado entre 10,000 y 15,000 mensuales.

Cabe mencionar que estos documentos dejan vigente una muy importante “ley” de la administración de Obama, el DACA, que es dedicado a los “dreamers”, aquellos jóvenes que fueron llevados a los Estados Unidos ilegalmente como niños, quienes pueden permanecer en el país y obtener permisos de trabajo, con lo cual se ha protegido a más o menos 750,000 desde que fue dado de alta en el 2012.

El presidente Trump había dicho que quería eliminar el programa, pero en días pasados indicó que el programa va a seguir en pie.

Dentro de los mismos documentos se hace mención que para el tan controversial muro que tiene planeado esta administración se empiece a buscar los proveedores correspondientes para su construcción, mantenimiento y necesidades para hacer su trabajo. Esto incluyendo la tecnología, los patrones aleatorios de patrullaje y puntos de acceso.

Kelly también dice que las dependencias correspondientes darán prioridad de deportación a aquellos que han sido condenados por un crimen, acusados de un delito, hayan cometido un fraude en relación con un asunto ante una agencia gubernamental, hayan abusado de cualquier programa relacionado con beneficios públicos o no hayan cumplido con las órdenes de salir del país.

Joanne Lin, que tiene como función principal la asesoría legislativa de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), criticó las propuestas reformas “trumperas” debido a que no cumplen con el proceso e ignoran la decencia humana y el sentido común. ¿Qué opinan ustedes de todo esto? Aunque no nos guste, ¿creen que Trump tiene la razón?

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.