Thunderstorms

26°C

Thunderstorms

Clima:

Alumbrado Público: ¡El golpe!

Abelardo Valenzuela.- No cabe duda que la historia se repite. Apenas en enero de 2016 el gobierno Municipal encabezado en ese entonces por el priísta Enrique Serrano, alistándose ya para competir por la gubernatura, dejaba los últimos retoques de la licitación dirigida a Intelliswitch para endeudar a la ciudad por casi 400 millones de pesos, en medio de un proceso oscuro y lleno de dudas.

Ahora, el gobierno que presume ser Independiente pretende darle un golpe mayúsculo a Juárez con el tema del alumbrado público. La reciente autorización del Cabildo por mayoría de votos “independientes” para endeudar más a Juárez, se inscribe como un duro golpe a las finanzas públicas, comprometiendo por más de 15 años, dineros públicos del orden de más de tres mil millones de pesos.

El proyecto se mayoritea en el Cabildo con motivos extraños y argumentos pírricos, que cualquier persona de primaria lo contradice, ya que carece de todo: De soporte técnico integral, de una corrida financiera transparente, auditable y medible, no es autosustentable ya que genera deuda, por más que lo nieguen o intenten disfrazar, y lo peor de todo es que huele mal de principio a fin.

Hay que puntualizar que en este preciso momento existe un proyecto en evolución y que, además, le cuesta al municipio más de 53 millones al año, y se pretende hacer otro proyecto justificando las irregularidades del mismo. ¿Que no hay que liquidarlo primero por medio de las denuncias, las adecuaciones o el cobro de las garantías para deslindar responsabilidades? ¿Por qué iniciar un proyecto sobre otro fallido con cargo a  los juarenses?

Es inadmisible jurídicamente que pretendan cambiar luminarias del proyecto anterior, si acaban de presentar una denuncia  ante la Fiscalía General del Estado, ¿o acaso pretenden borrar evidencias? ¿O será que esta acción jurídica sea solo una forma de “taparle el ojo al macho” para justificar el segundo proyecto? ¿Dónde están los asesores del alcalde? Esto es lógica elemental.

Por otro lado, el alcalde y algunos de sus regidores “independientes” mencionaron que dicho proyecto sí le es costeable a una empresa privada. Y si lo es, ¿por qué no lo hace el Municipio? ¿Por qué hipotecar y dejar en estado de indefensión a los juarenses con los pocos recursos de las participaciones federales como el Fortamun y del ramo 28 y 33?

Cabe puntualizar que los recursos del Fortamun ya no aguantan más, están comprometidos con el Plan de Movilidad Urbana (PMU) y con el pasado proyecto de alumbrado que hoy pomposamente se denuncia. ¿Por qué los regidores no revisan el presupuesto de egresos para que vean que el Fortamun está comprometido en las dos deudas y en el gasto corriente? Los invito a que vean los datos propios del Municipio.

Señores regidores y legisladores, este asunto se traducirá en deuda, basta con observar con detenimiento los números. Así sucedió con el PMU por más que se intente maquillar los conceptos, además, siempre que se hace un proyecto de esta naturaleza solo se da con ganancia para unos cuantos en perjuicio de todos los ciudadanos.

¿Cuánto dinero queda para inversión en el Municipio de Juárez? NADA. Todo está comprometido con proyectos que nos prometieron serían autosustentables, y que además, generarían ahorros y recursos extras al municipio y hoy pagamos un alto costo financiero por dejarnos llevar por el canto de las sirenas de políticos insensibles.

Por otro lado, los regidores sabrán que no está medida la cantidad de energía que se consume actualmente, ya que el 60% de las lámparas están conectadas directamente a la línea de la CFE y su consumo, así sea de LED o energía solar, es solamente un estimado de acuerdo a los criterios de la misma CFE.

Mientras no estén medidos objetivamente los consumos del alumbrado público, nunca podrá ser viable financieramente ningún proyecto, porque al no poder ni siquiera cuantificar el consumo, la CFE no estima el gasto y con ello el importe a pagar, por ello no es medible ni auditable. Además, es tan endeble jurídicamente el cobro del DAP, que todo aquel que se ampara gana el juicio y con ello deja de pagarlo.

Es evidente que este proyecto obedece a otra dinámica y no a un genuino interés por realizar un verdadero proyecto integral que mejore de manera gradual y responsable el problema tan complejo de alumbrado público. Si es cierto que hay un sobrante de alrededor de 20 millones del DAP al mes, ¿por qué no iluminar de manera gradual y sistemática la ciudad?

Con los recursos públicos nunca se debe imponer la voracidad del negocio, por encima del interés público. Hay que puntualizar que el proyecto de las luminarias ni nuevo es, como tampoco nueva la afirmación de que no es viable financieramente, esto hay que puntualizarlo…