Partly Cloudy

34°C

Partly Cloudy

Clima:

Los miedos y los temores

Dr. Fernando Antonio Herrera Martínez.- La reelección no es un cheque en blanco para nadie. Ningún presidente, diputado o síndico tiene asegurada esa posibilidad, porque se trata de eso, de una mera posibilidad.

Hay exigencias legales que todavía no están claras, aunque se puede suponer que en el siguiente periodo ordinario de sesiones saldrán los detalles, y no se prevén obstáculos, lo que sí puede que resulte diferente sería en los partidos, bueno, solo en el PAN, debido a que Don Javier querrá propiciar condiciones diferentes a las que prevalecen ahora.

Por ejemplo, asumir el control del Congreso, consolidar la presidencia del CDE del PAN apoderándose de la estructura y ser el gran elector para las candidaturas tanto locales como federales. Es lo que debe preocupar a algunos, como a Maru.

Pero hay un tema que debe tener en cuenta Don Javier: ¿Cuánto tiempo cree que durará el bono democrático? ¿Acaso está dando por hecho que los chihuahuenses votaremos en 2018 igual que el año pasado? ¿Quién asegura que en Juárez ganarían de nuevo María Isela Torres Hernández, Rocío Grisel Sáenz Ramírez y Adriana Fuentes en el II, III y X? En el PRI, tenga por seguro que no las dejarán tomar la decisión y les disputarán o quitarán la candidatura.

Ahora, en el PAN ganaron puros desconocidos, la sentían tan lejana que los candidatos que encontraron se sacaron la lotería, pero ahora ¿quién podría pensar que Víctor Manuel Uribe, Gabriel García, Gustavo Alfaro, Mónica Marín, Maribel Hernández y Liliana Ibarra se lleven de nuevo los triunfos electorales en los distritos del IV al IX?

Nadie los conoce, ni ahora que son diputados, además no hay modo de que le hagan mella a Don Armando Cabada, que va por la grande y procurará la alianza con el PRI para ganarle al PAN buena parte del pastel.

Juárez tiene un nivel de importancia extrema y los dos partidos van a intentar mandar a los mejores cuadros para colocarse en posición de contrapeso, en el caso del PRI contra el PAN, y en el caso de este último, el propósito será conservar su bancada, sabiendo que los legisladores actuales fueron beneficiados por la reacción social que llevó a Don Javier a Palacio, pero que ahora la sociedad está en condiciones muy diferentes.

Don Javier sabe que el pueblo cambia de villanos rápidamente; por ello, no espera los mismos resultados de 2016, pero pretenderá conservar lo máximo con sus mejores cuadros, pero aún así está latente el riesgo de que le pase lo que a Francisco Barrio que a la mitad de su mandato perdió el Congreso.

Imagine usted si Don Javier, que lo vivió en carne propia, permitirá que intenten repetir, por lo menos los de Juárez. Se le pondría de pechito a Cabada o darse de balazos en los pies.

Si así vemos Juárez, déjeme decirle que la capital está mucho más complicada para Don Javier, solo por mencionar uno de los que se le atoran: Miguel La Torre, pero lo revisaremos mañana junto con los otros distritos.

Por último, en Juárez, nadie escatima que Cabada trae buen cartel y puede hacer alianza con el PRI o con quien quiera. Ahí está el escenario que los aterra y que pretenderían impedir con la reforma anunciada por Gámez desde el Congreso, pero no están solos y tienen que pactar con el otro grupo fuerte del PAN, por lo que por ahí pueden amarrar Maru la reelección y su secretario Jáuregui la senaduría, pero la uno, porque la dos está en el aire. Insisto, el bono se acaba y la gente cambia de villanos.

Lo mismo intentará Reyes Baeza con la uno. Ahí está una potencial negociación con Cabada. El tiro en 2021 sería, tentativamente, Cabada vs Maru, hagan apuestas.

Mañana revisaremos las diputaciones de los demás distritos, particularmente los de la capital, Cuauhtémoc y Delicias. Interesantes por las traiciones, específicamente una, al equipo que ayudó en el distrito 21, además, ni modo que consigamos las placas a 50, con esa mentira y la traición está frito y sin remedio.

fernandoherreramartinez1956@gmail.com