Con música y arte buscan alejar a menores del crimen

La música y el arte son la cura para apartar a los menores de los males sociales, así lo declaró el maestro y director de la orquesta de la escuela primaria Nicolás Bravo.

El aumento en las calificaciones, el mejor rendimiento académico, mayor socialización, alejarse de las drogas y actos antisociales son los que sustenta el programa de la orquesta infantil de la escuela Nicolás Bravo.

Este es un programa al que deberían de apostar las autoridades para prevenir la delincuencia en los menores, no solo la música sino el arte en general, dijo el director de la orquesta, Alejandro Ramírez.

A esta clase de música acuden alumnos de la estatal dos y de la preparatoria estatal del Parque Central, se están retomando estas clases, porque la idea es que los niños tengan más instrucción de la música, la interpretación de la música y todos los beneficios emocionales y sociales que esto conlleva.