Pequeña usa traductor para entablar amistad con niño migrante

 

Una niña usó un traductor electrónico para comunicarse con un compañero que no hablaba inglés.

Amanda Moore, es una estudiante de 10 años de la escuela Paloma, en California, quién llevaba tiempo a su compañero de clases, Rafael Anaya,que no se relacionaba con el resto del grupo a la hora del almuerzo. Por lo que decidió acercarse a él y entablar una plática, descubriendo que el niño era de origen mexicano y que no entendía el inglés.

Ella en un acto solidario, decidió apoyarse de la tecnología y escribió una carta dirigida para él

‘Hola Rafael, me gustaría que se siente conmigo hoy. Mira para mí y yo te mostraré donde me siento. Podríamos colorear o simplemente contar historias de miedo. Gracias por tu tiempo. Firmado: Amanda’. 

Rafael respondió agradecido con ella diciendo que era su primera amiga en el vecino país, a partir de ese entonces se les ha visto platicar y comer juntos en la escuela.

En reconocimiento en torno a esta acto positivo, la escuela reconoció el acto de Amanda y la nombraron la estudiante del mes. Demostrando que no existen barreras en la amistad.